• Categoría de la entrada:África / Kenia
  • Tiempo de lectura:22 minutos de lectura
  • Autor de la entrada:
  • Última modificación de la entrada:septiembre 30, 2023
En este momento estás viendo Ol Pejeta Conservancy: 10 razones para visitar esta reserva

La reserva de Ol Pejeta Conservancy, situada en la región de la meseta Laikipia, es una de las áreas de conservación más importantes de Kenia. Esta reserva sin ánimo de lucro es conocida por ser el hábitat de muchas especies animales, incluyendo los Big Five (leones, leopardos, elefantes, rinocerontes y búfalos). Tras el Masai Mara, tiene una de las densidades de depredadores más altas de Kenia.

Ol Pejeta es el mayor santuario de rinoceronte negro en África Oriental y el hogar de los dos últimos rinocerontes blancos del norte que quedan en el mundo. Es el único sitio de Kenia donde se pueden ver chimpancés, en un santuario establecido para rehabilitar animales rescatados del mercado negro. Ol Pejeta es un claro ejemplo de turismo sostenible, y destina buena parte de los ingresos del turismo a programas de conservación y a apoyar a las comunidades que viven en torno a la reserva. Trabajan para asegurar que la conservación de la vida salvaje se traduzca en una mejor educación, asistencia sanitaria e infraestructuras por los habitantes de la zona.

un grupo de leones analizando un búfalo muerto en la reserva de Ol Pejeta en Kenia

10 Razones para visitar Ol Pejeta Conservancy

1. Apoyar el proyecto de conservación de la reserva

Tal y como definen ellos, la misión de Ol Pejeta Conservancy es “ trabajar para conservar la vida salvaje, proporcionar un santuario para los grandes simios y generar ingresos a través del turismo de fauna para reinvertir en la conservación y el desarrollamos comunitario”.

Así pues, al visitar esta reserva se está contribuyendo económicamente a la conservación de la biodiversidad y el desarrollo económico de las comunidades rurales.

el paisaje de Ol Pejeta, por donde a menudo hay cebras, impalas y gacelas es uno de los más bonitos del centro de Kenia

2. Observar a los dos últimos rinocerontes blancos del norte

Desgraciadamente, en todo el mundo sólo quedan dos individuos de rinoceronte blanco del norte. En concreto dos hembras: Najin y su hija, Fatu. Esta subespecie está prácticamente condenada a la extinción. La única esperanza para salvar esta subespecie reside en el desarrollo de técnicas de fecundación in vitro y tecnología de células madre, procedimientos costosos y complicados que nunca antes se han intentado en los rinocerontes.

Durante el recorrido por Ol Pejeta se pueden visitar estas dos rinocerontes. En coche y acompañado de uno de los rangers del parque, se puede entrar en el recinto donde viven. Es la mejor forma de verlas de cerca y conocer su emocionante historia. Es una actividad complementaria y que tiene un coste de 70$ por persona.

una imagen frágil puesto que muestra uno de los dos últimos ejemplares de rinoceronte blanco del norte del mundo

3. Contemplar la silueta del Mount Kenya

En esta reserva no sólo los animales son impresionantes, también hay un paisaje diverso y que aún hace más especiales a los safaris. En concreto existen hábitats de praderas, zonas abiertas con arbustos, zonas de arbustos muy espesas y una pequeña área fluvial.

Además, sobre todo durante las mañanas es habitual poder ver la inconfundible silueta del Mount Kenya, la montaña más alta del país. Ver la figura de esta majestuosa montaña, elevándose detrás de las cebras, rinocerontes o jirafas, es un motivo suficiente para querer visitar Ol Pejeta.

una cebra con la silueta del Mount Kenya al fondo dentro de la reserva de Ol Pejeta Conservancy

4. Observar a los chimpancés rescatados en el santuario Sweetwaters

En Kenia no hay chimpancés en estado salvaje. Pero cuando un centro de rescate en Burundi tuvo que cerrar, debido a la guerra civil en 1993, Ol Pejeta acogió a sus chimpancés en un nuevo santuario dentro de la reserva.

El santuario de chimpancés en Ol Pejeta se llama Sweetwaters, y cuenta con el apoyo del Kenia Wildlife Service (KWS) y del instituto Jane Goodall. Allí se acogen chimpancés huérfanos y maltratados de África Occidental y Central. Actualmente, existen 35 individuos, que viven en buenas condiciones y en amplios recintos.

Este santuario se puede visitar a diario, de 9:30 a 13:00 y de 14:00 a 16:30. Es una visita que está incluida en el precio de la entrada a Ol Pejeta.

5. Tener muchas posibilidades de observar rinocerontes negros en estado salvaje

Ol Pejeta se ha convertido en la región del este de África con la densidad más alta de rinocerontes negros. Los rinocerontes negros suelen ser más complicados de ver que los rinocerontes blancos, ya que se mueven por zonas con mayor vegetación y suelen ser más sensibles al ruido de los vehículos. Pero en Ol Pejeta, sobre todo en las primeras horas del día, es bastante probable poder ver algún ejemplar de esta amenazada especie.

Para poder diferenciar los rinocerontes negros de los rinocerontes blancos, no debe mirarse su color. Ambas especies son grises. El nombre de rinoceronte blanco viene de una malinterpretación de la palabra inglesa wide (ancho) con white (blanco). Para diferenciarlos, lo más sencillo es mirar la forma de su boca: el rinoceronte blanco tiene una boca mucho más ancha y con una forma cuadrada; en cambio, el rinoceronte negro tiene un labio en forma de gancho o punta. Además, el rinoceronte blanco sólo come hierba del suelo, mientras que el negro se alimenta principalmente de hojas de árboles o arbustos.

un rinoceronte negro medio escondido por la vegetación en la reserva de Ol Pejeta

6. Hacer un safari y ver crías de rinoceronte blanco

Los safaris en Ol Pejeta son especiales. Suele haber pocos coches, y hay zonas muy abiertas en las que es fácil ver muchas especies de animales diferentes. Ver rinocerontes blancos está casi asegurado. Y, con un poco de suerte, es probable ver a alguna cría.

Hay pocas escenas más tiernas que la de un pequeño rinoceronte blanco andando entre las piernas de su madre.

una cría de rinoceronte blanco anda junto con su madre adulta

7. Ver leones sin multitudes durante un safari

Aunque en Ol Pejeta hay leones, leopardos y guepardos, no suelen ser fáciles de ver durante un safari. La reserva se encuentra en una zona en la que suele hacer mucho calor durante el día, lo que hace que los felinos se pasen gran parte de las horas de luz durmiendo a la sombra de los árboles.

Sin embargo, cuando se tiene la suerte de encontrar algún grupo de leones la experiencia es inolvidable. Posiblemente seas la única persona observando la escena. Sin otros coches ni ruidos.

un grupo de leones jóvenes jugando durante un safari en la reserva de Ol Pejeta

8. Conocer el rinoceronte Baraka

El Baraka es un rinoceronte negro que nació en estado salvaje en Ol Pejeta Conservancy , pero perdió la vista en ambos ojos a causa de una lucha y de una catarata. Requirió mucha atención veterinaria para recuperarse, y ahora vive en un espacio de cuarenta hectáreas en el centro de la reserva.

Baraka se ha acostumbrado a los visitantes y, junto con alguno de sus cuidadores, es posible alimentarlo y acercarse a él.

Baraka caminando dentro del área en la que sobrevive este rinoceronte negro ciego

9. Poder hacer un safari a pie

Hacer un safari a pie dentro de la reserva de Ol Pejeta es una experiencia completamente diferente y complementaria a recorrer el parque en coche. En los safaris a pie, en los que se va acompañado de uno de los rangers del parque, gran parte de la atención se focaliza en los pequeños detalles: a interpretar las huellas, olores, sonidos o al ver la fauna que a menudo pasa desapercibida durante los safaris en vehículo.

Durante algunas salidas también es posible ver algunos de los grandes mamíferos de la sabana a pie. En estos casos es necesario seguir meticulosamente las instrucciones del guía para que la vivencia sea segura e inolvidable.

paisaje de la sabana de Ol Pejeta durante el atardecer de un día de febrero

10. Observar como la fauna se agrupa alrededor de las balsas de agua

Durante los meses de la estación seca, de julio a octubre, el agua se convierte en un bien escaso en Ol Pejeta. La mayoría de ríos se secan y sólo se puede encontrar agua en algunas balsas naturales y otras artificiales.

En las horas centrales del día, cuando empieza a hacer calor, es muy interesante acercarse a algunas de estas balsas. Son un gran reclamo para la mayoría de fauna de esta área de conservación. Es un privilegio poder observar cómo interaccionan las especies y cómo se acercan con cautela a ver agua. Un momento lleno de fragilidad.

un grupo de cebras se agrupan junto a una balsa para beber agua

Información práctica para visitar Ol Pejeta Conservancy

¿Cómo llegar hasta Ol Pejeta Conservancy?

Esta reserva se encuentra a unas 4 horas en coche de Nairobi , la capital de Kenia. Se puede llegar en coche de alquiler (no hace falta que sea un 4×4). También se puede visitar la reserva durante algún circuito por Kenia con alguna agencia local.

Si se viaja en transporte público, se puede ir en bus hasta la localidad más cercana: Nanyuki. Desde allí es necesario contratar algún taxi o actividad para llegar a Ol Pejeta.

¿Cuánto cuesta la visita a Ol Pejeta?

Para poder acceder a la reserva de Ol Pejeta Conservancy es necesario pagar 90$ por adulto . Se pagan en la puerta de entrada a la reserva con tarjeta (no aceptan efectivo). También es necesario pagar 600 KSH por vehículo.

Aquí  pueden consultarse los precios actualizados y también los precios de algunas actividades adicionales.

🤞 Viajar Seguro a Kenia

Ante cualquier imprevisto, disponer de un buen seguro de viajes es básico para evitar grandes quebraderos de cabeza. Y más al viajar a un destino como Kenia. Yo siempre viajo asegurado con Heymondo. Si contratas su seguro de viaje a través de este enlace tendrás un 5% de descuento al ser lector de Viajar es Descubrir.

Si quieres profundizar sobre los motivos por los que recomiendo Heymondo, puedes leer el post Heymondo: seguro de viaje (detalles, coberturas y precios).

¿Cuál es la mejor época del año para visitar esta reserva?

Las estaciones secas de Kenia son el momento ideal para visitar Ol Pejeta . Este período comprende los meses de junio a septiembre (con un clima fresco y seco) y los meses de enero a febrero (con un clima caluroso y seco). Por lo general, los meses de octubre y noviembre también son bastante buenos para visitar Ol Pejeta, pero puede haber algo de lluvia.

Por otra parte, los meses de abril y mayo suelen ser los más lluviosos. Esto no imposibilita hacer safaris , pero sí puede dificultar la observación de fauna cuando el clima es más adverso. La ventaja de esta época es que los precios de los alojamientos descienden considerablemente. Durante estos meses se recomienda el uso de un vehículo 4×4 , especialmente si se quiere hacer safaris con el vehículo propio.

una leona adulta descansando en uno de los prados de la reserva de Ol Pejeta

 

¿Dónde dormir en Ol Pejeta?

Si se visita la reserva de Ol Pejeta, suele ser una buena idea dormir allí para aprovechar al menos una tarde y una mañana de safari. Hay varias alternativas para dormir ahí.

Por un lado, hay tres opciones que son propiedad de Ol Pejeta, y que se reservan directamente a través suyo:

  • Camping : Hay 5 áreas de camping (Mbogo, Hippo Hide, Murera Ndonga, Ewaso, Ol Lerai). Es la opción más económica, puesto que cuesta 1.300 KES por persona. Es necesario llevar todo el equipamiento para realizar acampada.
  • The Stables : Ésta es la opción más económica. Es una opción sencilla pero suficiente. Cuesta 55 dólares por persona y noche, e incluye el alojamiento y la comida (desayuno, almuerzo y cena).
  • Pelican House : Un alojamiento ideal para grupos. Es una casa para ocho personas, equipada con cocina. Cuesta nos 80$ y 100$ por persona.

Por otra parte, existen varios alojamientos privados dentro de la reserva. Son opciones bastante caras, pero por lo general muy bien valoradas. Sobre todo destaca el Sweetwaters Serena Camp , donde se duerme dentro de tiendas de campaña amplias y bien equipadas con camas y aseo. Lo mejor de este lodge es que justo enfrente hay una balsa de agua que atrae a muchos animales durante todo el día y la noche.

Por último, también se pueden buscar opciones más económicas fuera del parque. En este caso lo mejor es alojarse en Nanyuki o alrededores de esa localidad. Aquí puedes ver las opciones mejor valoradas.

Mi experiencia en Ol Pejeta Conservancy

La llevada a Ol Pejeta desde Nairobi

Ol Pejeta fue la primera parada de mi viaje a Kenia por libre. A las ocho de la mañana me encontré con el guía-conductor que me acompañaría durante toda la ruta, John. Había alquilado el coche y los servicios de un guía a través de la agencia local Bigmac Africa Safaris.

Desde Nairobi, el trayecto para llegar a Ol Pejeta Conservancy dura unas cuatro horas. Pero mi recorrido duró mucho más de lo previsto. Cuando hacía unas dos horas que circulábamos se pinchó una de las ruedas del coche. Después de cambiarla seguimos avanzando, pero la rueda de repuesto no era la mejor para hacer safaris durante once días. Así que antes de llegar a Ol Pejeta tuvimos que hacer una parada en un taller en Nanyuki.

Un buen rato más tarde, y ya con la rueda arreglada, entrábamos en Ol Pejeta al mediodía. Accedimos a la reserva por la puerta principal, Rongai Gate, con el tiempo justo de hacer un pequeño safari mientras íbamos directamente hacia el área donde viven los últimos rinocerontes blancos del norte.

una jirafa comiendo durante un safari por Kenia

Conociendo a Baraka y a los rinocerontes blancos del norte

Había contratado la actividad «Meet the Northern White Rhinos » para las tres de la tarde. Esta actividad permite entrar (en coche) dentro del área donde viven Najin y Fatu. Es una buena forma de conocer su historia y de contribuir en la investigación para intentar salvar esta subespecie.

Uno de los guardas del parque me recibió puntualmente, y primero me acompañó a visitar Baraka. La lucha de supervivencia de este rinoceronte le ha convertido en uno de los grandes embajadores de su especie.

un primer plano con un gran angular del rinoceronte Baraka

el rinoceronte ciego Baraka caminando entre los árboles dentro de la reserva de Ol Pejeta es uno de los emblemas de esta zona

Después de alimentar con algunas hojas a Baraka, ya subí al coche para entrar en el cercado de 280 hectáreas donde viven Najin y Fatu, los dos últimos rinocerontes blancos del norte. Estuve allí una media hora, pudiendo ver a estos dos rinocerontes de cerca y conociendo todos los detalles de su pasado, presente y futuro. Son la única esperanza para intentar salvar a esta subespecie de la extinción.

una imagen muy cercana de los dos últimos ejemplares de rinoceronte blanco del norte que sobreviven en Ol Pejeta

Safari de Tarde en Ol Pejeta

Alrededor de las cuatro de la tarde empecé un safari por la reserva de Ol Pejeta. Aún quedaban unas tres horas para la puesta de sol. Pude comprobar que había muy pocos coches. Y, en cambio, los animales eran bastante abundantes. No tardé demasiado en ver las primeras cebras, impalas y jirafas .

un grupo de cebras caminando en una de las llanuras de la reserva

Un poco más adelante llegamos a una zona de pradera. Allí había un rinoceronte blanco y su cría, de unos cinco meses. Estuve un buen rato fotografiándolos. Era una escena muy tierna.

Ol Pejeta es uno de los mejores territorios para ver rinocerontes en Kenia

Después continuamos por la reserva. Cuando ya empezaba a esconderse el sol, llegó uno de los mejores momentos del día. ¡Mi guía localizó a un grupo de leones! Estaban junto a un pequeño lago, donde había un búfalo muerto. En concreto, había dos leonas adultas, un león subadulto y dos cachorros. Los pude admirar de cerca. Estábamos completamente solos. Los leones nos ignoraron, están acostumbrados a los vehículos, y siguieron jugando y durmiendo.

dos cachorros de león jugando durante el atardecer y al final del primer safari del viaje

cachorros de león dentro de la reserva de Ol Pejeta jugando al final del día

Ol Pejeta tiene una de las concentraciones de leones más altas de Kenia después del Masai Mara

Los felinos seguían allí, pero tuvimos que marcharnos cuando ya empezaba a anochecer. Estábamos a unos veinte minutos del alojamiento the Stables.

Safari de Mañana en Ol Pejeta

La gran ventaja de dormir dentro de la reserva es poder empezar los safaris temprano por la mañana y desde buena ubicación. Poco después de las siete ya estábamos en marcha, circulando por las polvorientas pistas de la reserva. No pasó demasiado rato hasta que divisé a dos rinocerontes negros entre una zona de arbustos. ¡Eran los primeros que veía en libertad!

un rincoeronte negro comiendo hojas por la mañana

Después fuimos hasta la zona de llanuras donde habíamos visto el rinoceronte blanco y su cría durante el día anterior. Ya no estaban. Pero había otros rinocerontes blancos. En concreto cuatro. Quise fotografiarlos desde la lejanía, para que quedasen rodeados por la majestuosa figura del Mount Kenya. Era un paisaje precioso.

la silueta oscura de un rinoceronte blanco que contrasta con la figura esbelta del Mount Kenya

Durante el resto de la mañana pude ver muchas más cebras, búfalos y también un grupo de tres elefantes. También uno de los rangers nos indicó que habían visto un guepardo por una zona de arbustos, y estuvimos analizando el terreno con él. Pero no hubo suerte, se habían movido de territorio.

un grupo de búfalos caminan por una zona pantanosa dentro de la reserva de Ol Pejeta Conservancy

Hacia las once de la mañana ya empezaba a hacer bastante calor y nos dirigimos hacia la puerta del parque para irnos de allí y poner dirección hacia la Reserva Nacional de Samburu.

dos elefantes caminan a media mañana por la zona norte de la reserva

(Este post corresponde al primer día y a la mañana del segundo día del viaje a Kenia)

Organiza tu viaje a Kenia

🐆 Encuentra los mejores viajes y safaris a Kenia con agencia local aquí.

✈️ Las mejores ofertas de vuelos a Kenia aquí.

🏨 Los mejores precios de alojamientos en Kenia aquí.

🚑 Contrata tu seguro de viaje con un 5 % de descuento aquí.

💳 La mejor tarjeta para pagar (sin comisiones) y sacar dinero en el extranjero aquí.

💵 La mejor forma de hacer transferencias al extranjero aquí.

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.