Viaje a Panamá

Itinerario y Preparación del viaje

Hacer un viaje a Panamá es la mejor forma de descubrir que este país es mucho más que su canal y los rascacielos que se acumulan en el centro de la capital. Panamá es un país con una naturaleza salvaje, donde se encuentra una biodiversidad sorprendente. Una biodiversidad que se distribuye desde sus fondos marinos cristalinos hasta las densas selvas nebulosas que ocupan las tierras altas del territorio.

Un viaje a Panamá ofrece la posibilidad de conocer una gran variedad de ecosistemas. Puedes pasar una mañana observando una gran variedad de pájaros, perezosos y diversas especies de monos entre la frondosidad de la selva de sus parques nacionales como el Parque Nacional Soberanía o el Parque Nacional Volcan Barú. Y al día siguiente encontrarte nadando entre los corales del Parque Nacional Coiba, rodeado de peces y alguna tortuga. O ascendiendo hasta los 3.475 metros de altitud de la montaña más alta del país, el Volcan Barú.

Panamá nos enamoró por su autenticidad y naturaleza exuberante . Es un país en el que todavía se encuentran zonas poco turísticas, y donde los espacios naturales son los auténticos protagonistas.

Antes de empezar el viaje a Panamá

Cómo llegar a Panamá

La puerta de entrada a Panamá suele ser el Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la Ciudad de Panamá. Lo habitual es volar a este aeropuerto.

Dada su cercanía a Costa Rica, un país mucho más turístico y visitado, también hay viajeros que llegan a Panamá conduciendo desde el país vecino.

Cómo moverse en Panamá

Panamá es un país que se puede conocer tanto en coche como en transporte público. El coche es ideal para tener mayor flexibilidad, libertad y hacer que los desplazamientos sean un poco más rápidos. Por la mayoría de zonas no es necesario ir con un 4x4. Eso sí, el asfalto tiene tramos en los que no está en demasiado buen estado, y es necesario conducir más lentamente. Los ciudadanos españoles no necesitan disponer del carnet de conducir internacional para poder conducir por Panamá.

En transporte público también se puede realizar un viaje a Panamá muy completo. Se puede llegar a prácticamente todos los puntos interesantes del país en bus. Es una opción más económica que viajar en coche de alquiler.

Dónde dormir en Panamá

En Panamá hay una amplia y variada oferta de alojamientos. Fuera de Ciudad de Panamá, en la mayoría de puntos turísticos no existen grandes complejos hoteleros. Sobre todo existen pequeños hoteles y ecolodges grandes proyectos de sostenibilidad y conservación.

Teléfonos de emergencias

El teléfono de emergencias en Panamá es el 911. El teléfono de la Autoridad de Turismo es el (+507)5267000.

Para los ciudadanos españoles, el teléfono de emergencias de la Embajada de España en Panamá es el (+507) 64300642

Vacunas

No hay vacunas obligatorias. Por lo general, se aconseja la vacuna de la hepatitis, del tétanos y de la fiebre tifoidea. Lo recomendable es que antes del viaje visites un centro de medicina tropical o un centro de atención al viajero.

Malaria

En algunas zonas rurales o en la zona del Parque Nacional Darién todavía existen algunos casos de malaria.

Sí son más habituales otras enfermedades que también se transmiten por la picadura de los mosquitos como el dengue o el zika. Por eso es importante prevenir las picaduras de mosquitos con un buen repelente, ropa de color claro, pantalón largo y camisetas de manga larga.

Tarjeta SIM

Para obtener una tarjeta SIM en Panamá la mejor opción es dirigirse a cualquier pequeño o gran supermercado. En la caja, todos venden tarjetas SIM de prepago y tarjetas de saldo por éstas.

Para activarlas, basta con seguir las instrucciones de las tarjetas: por lo general es necesario introducir un código para activar la SIM, y luego un nuevo código para cargar el saldo de la tarjeta. Una vez cargado el saldo, se puede activar alguna de las tarifas. Por ejemplo, durante nuestro viaje la mayoría de compañías ofrecían llamadas ilimitadas y datos 4G durante 7 días por 5 USD.

Adquirir la tarjeta SIM en el aeropuerto no es recomendable, puesto que es mucho más caro.

Tipo de enchufe

Tipo A y 120 V. (Es el mismo tipo de enchufes que hay en Canadá o Estados Unidos).

💡 Tarjetas para viajar sin comisiones

Para no pagar comisiones y tener siempre el mejor tipo de cambio, te recomiendo utilizar la tarjeta Revolut y la tarjeta Vivid. Son las que yo uso cuando viajo. Seguro que te permitirán ahorrarte durante tu viaje a Panamá. El proceso de alta es online, rápido y gratuito.

Si quieres saber todos los detalles, te recomiendo leer el post sobre las mejores tarjetas para viajar.

Idioma

El idioma oficial y más hablado de Panamá es el español panameño. Un 14% de la población también habla la lengua criolla de Panamá (sobre todo en la región de Bocas del Toro). Además, a lo largo del país las comunidades indígenas siguen manteniendo sus lenguas, como el ngäbere (con 128.000 hablantes) o el kuna (con 57.000 hablantes).

Capital

Ciudad de Panamá

Visado

La mayoría de ciudadanos de países europeos y de Sudamérica no necesitan visa para entrar en Panamá. Esta es la lista de países exentos de visado.

Para los ciudadanos de otros países, se puede consultar la información relativa al visado en la web oficial de migración .

Zona horaria

La zona horaria de Panamá es GMT-5 (siete horas menos que en España).

Clima

En Panamá hay dos estaciones: la estación de lluvias y la estación seca. La estación de lluvias comienza a mediados de abril y se alarga hasta principios de diciembre. La estación seca va desde diciembre hasta mediados de abril, y coincide con los meses en los que Panamá recibe a más turistas.

Dado que Panamá es un país tropical, las temperaturas siempre son altas.

Durante la época de lluvia el tiempo suele ser un condicionante, pero por lo general se puede aprovechar buena parte de los días. Las lluvias suelen ser cortas e intensas.

Moneda

La economía de Panamá está dolarizada, es decir, se puede pagar cualquier cosa en dólares americanos. Sin embargo, Panamá tiene su propia moneda: el balboa. El balboa tiene exactamente el mismo valor que el dólar americano, pero sólo puede utilizarse dentro del país.

Precios

Los precios en Panamá son ligeramente más bajos que en España. Con algunos restaurantes locales o en los mercados de fruta y verdura es donde se nota más la diferencia.

Sin embargo, algunas actividades turísticas (como los guías para ver aves) o algunos de los ecolodges más conocidos, que sobre todo están enfocados a turistas americanos, suelen costar más dinero. El área más cercana a Ciudad de Panamá es la más cara del país.

Propinas

Las propinas durante un viaje a Panamá no son obligatorias pero sí esperadas. Por lo general es habitual dejar el 10% de propina en restaurantes, y también a los guías. En los hoteles suele haber una pequeña urna en la recepción para dejar propina para el personal.

En términos generales, Panamá es un país seguro. En ningún momento del viaje nos sentimos inseguros. Sin embargo, durante la salida que hicimos en la Pipeline Road para ver pájaros y más fauna, mientras estábamos caminando, nos abrieron el coche y nos robaron unos prismáticos y un trípode. No era nada de demasiado valor, pero ya tuvimos claro que, sobre todo en las zonas cercanas a la Ciudad de Panamá y el Canal de Panamá es necesario tener más precaución. Es mejor evitar dejar cosas en el coche, aunque sea poco rato. Sin embargo, la mayoría de zonas son seguras y simplemente hay que tener sentido común para evitar problemas.

Zonas menos seguras

Algunas zonas de Ciudad de Panamá, como los barrios de Chorrillo, San Miguellito y Curundú, es mejor evitarlas. También es mejor tener mayor precaución en otros puntos turísticos como Bocas del Toro o las islas de San Blas. Además, para visitar la zona selvática del Darién es imprescindible registrarse en el Senafront (Servicio Nacional de Fronteras) e ir con guía.

Como siempre, antes de cualquier viaje es aconsejable leer las recomendaciones del ministerio de exteriores.

 Excursiones

Otro aspecto de seguridad a tener en cuenta durante un viaje a Panamá son sus selvas. No es fácil orientarse entre la frondosa vegetación de algunos de los parques nacionales del país, por eso si se hace alguna ruta larga o poco señalizada suele ser una buena opción ir acompañado de un guía. Por lo general, hay rutas sencillas y bien marcadas que se pueden realizar libremente. Igualmente, antes de realizar cualquier excursión es imprescindible consultar la previsión de tiempo, y sobre todo en época de lluvias, tener en cuenta que las condiciones pueden ser muy adversas.

Playas y baños

Por último, en las playas hay que tener especial cuidado con las corrientes marinas. Tanto en la zona del Pacífico como en el Caribe, hay playas donde no es recomendable bañarse. Antes de nadar en cualquier playa, vale la pena asegurarse previamente de que sea una zona segura y recomendada para ello.

💡 Seguro de viaje en Panamá

Si viajas a Panamá, te recomiendo tener un buen seguro de viaje. Así si tienes cualquier imprevisto (salud, robos, cancelaciones...) estarás totalmente cubierto. Te recomiendo Mondo, son los que yo uso.

Por ser lector de Viajar es Descubrir, tendrás un 5% de descuento si contratas tu seguro de viaje desde este enlace.

Mejor época para viajar a Panamá

Mejor época

Febrero, marzo y principios de abril

Durante estos meses de la estación seca, el tiempo suele ser muy favorable. Hay pocas lluvias y menos humedad.

Además, aunque son meses de temporada alta, a partir de febrero el turismo suele disminuir.

Es una buena época para la observación de aves. Tanto en la zona del Canal de Panamá, como en el Darién o en las Tierras Altas.

Temporada alta

De diciembre a medianos de abril

La temporada alta coincide principalmente con los meses de la estación seca.

Desde mediados de diciembre hasta mediados de enero, coincidiendo con las festividades de Navidad y Año Nuevo, es la época en la que hay más turismo.

A partir de mediados de enero, el turismo local y proveniente de Sudamérica disminuye, pero es una época en la que existe bastante turismo proveniente de Estados Unidos, y también de Europa.

Temporada baja

De mayo a noviembre

La estación de lluvias, al tener el condicionante del clima, coincide con la época de temporada baja en Panamá. Es una oportunidad perfecta para encontrar mejores precios y también para disfrutar de este país con tranquilidad y sin encontrar prácticamente turistas.

Estos meses no suelen ser los mejores para la observación de aves. También es un período en el que es más complicado practicar senderismo: la lluvia suele dejar los caminos muy embarrados y en algunos casos impracticables.

Buena meteorología

De diciembre a medianos de abril

En diciembre, con el fin de la estación de lluvias, comienza la estación seca. Meses en los que hay pocas lluvias, la humedad es menor, y por la tarde suele haber una brisa muy agradable.

Son meses ideales para realizar senderismo.

Tiempo poco favorable

Abril a noviembre

La estación de lluvias en Panamá suele tener un clima más adverso. Durante algunos momentos del día, o incluso durante un día entero, puede haber lluvias intensas que no te permitan hacer prácticamente nada. Sin embargo, el tiempo suele ser bastante benévolo.

Viajando durante estos meses es necesario estar preparado para adaptar el viaje según la meteorología.

Gracias a la abundante agua que cae durante estos meses, las selvas de Panamá lucen resplandecientes.

Observación de fauna

Todo el año

Uno de los motivos para realizar un viaje a Panamá puede ser la observación de su fauna. Se pueden ver muchas especies de pájaros y mamíferos como perezosos o monos capuchinos, entre otros, durante todo el año.

Algunas especies se ven sobre todo durante unos meses determinados:

– El quetzal: desde marzo a mayo.

– Las ballenas jorobadas: desde julio a octubre.

– Desove de tortugas: de junio a marzo.

– El tiburón ballena: de diciembre a abril

un mono capuchino entre los colores verdes de la vegetación de la selva
tortuga recién nacida haciendo moviéndose para ir al océano
primer plano de un tamarino de geoffroy en la selva del parque nacional soberanía
un trógon amarillo entre las sombras de la selva tropical de Panamá

Nuestra experiencia: viaje a Panamá en 20 días

Durante la planificación del viaje a Panamá priorizamos sobre todo los destinos de naturaleza de ese país. Poder descubrir sus selvas y bosques, y adentrarnos en ella para tener la posibilidad de observar su fauna era lo que más nos emocionaba en la preparación de la ruta. Y también la parte marina. Poder ver ballenas o nadar entre tortugas hacían aún más interesante ese viaje.

Como siempre, tuvimos que descartar algunos puntos muy interesantes del territorio panameño. Pero ideamos una ruta que sabíamos que funcionaría. Un viaje a Panamá pausado, para tener tiempo de conocer a fondo los parques nacionales que habíamos elegido, y en el que iríamos alternando el interior del país con su costa.

Los primeros días los pasaríamos en el Parque Nacional Soberanía. Este parque nacional, siendo el más accesible de Panamá ya que se encuentra a menos de una hora de la capital, es un destino excelente para intentar ver aves, perezosos y diferentes especies de monos. Uno de los puntos fuertes de aquí sería dormir en el Canopy Tower.

Seguiríamos la ruta visitando el Valle de Antón. Un pueblo situado en el interior del cráter de un volcán extinguido, y rodeado de colinas cubiertas por selvas nebulosas. Un destino ideal para realizar senderismo.

Desde allí avanzaríamos hacia la costa, en el Pacífico. En concreto en el pueblo de Malena, un pequeño pueblo nada turístico, en la península de Azuero. La posibilidad de ver el desove de las tortugas por la noche, y poder salir en lancha a intentar ver ballenas jorobadas era lo que nos había animado a visitar esta zona.

Tras conocer el entorno de Malena, seguiríamos descubriendo el Pacífico. En concreto iríamos hasta Santa Catalina  Desde este pueblo de costa se realizan salidas diarias hacia uno de los paraísos de Panamá: el Parque Nacional Coiba. Allí podríamos hacer snorkel entre corales y multitud de peces. Y con algo de suerte también podríamos nadar entre tortugas o tiburones de encajes blancos.

En la siguiente parte del viaje a Panamá volveríamos al interior del país. En concreto en la zona de las Tierras Altas, en la provincia de Chiriquí. Dedicaríamos unos días a explorar el Parque Nacional del Volcán Barú y el Parque Internacional de la Amistad. También iríamos un par de días a la Reserva Privada de Mount Totumas. Aquí esperábamos seguir viendo nuevas especies de pájaros, como el quetzal, y también nuevas especies de monos, como el mono araña.

Acabaríamos la ruta visitando el punto más turístico de Panamá: Bocas del Toro. Este archipiélago del Mar Caribe es sinónimo de playas paradisíacas y snorkel. También es una zona muy buena para ver perezosos. En concreto, dedicaríamos la mayor parte de los días a conocer la Isla de Bastimientos.

¡Nos esperaba un viaje a Panamá muy diverso y lleno de naturaleza!

FECHAS DEL VIAJE: Del 7 al 26 de Agosto de 2022.

TIPO DE VIAJE: Viaje en familia. Viaje por libre. Road Trip.

TRANSPORTE HASTA EL PAÍS: Volamos desde Barcelona hasta Ciudad de Panamá (Aeropuerto Internacional de Tocumen) con Ibèria, haciendo escala en Madrid.

TRANSPORTE INTERNO: Nos movemos por Panamá con un coche alquiler. En concreto alquilamos un Hyundai i10 Grand. Para realizar nuestra ruta no es necesario ir en 4×4. En algunos tramos el asfalto de la carretera no está en demasiado buen estado, pero disminuyendo la velocidad no tenemos ningún problema.

ALOJAMIENTO: Dado que ya teníamos bastante clara la ruta antes del viaje, reservamos todos los alojamientos antes de empezar el viaje a Panamá. Esta es la lista de alojamientos donde dormimos:

🏡 Gamboa Rainforest Reserve: Bien situado cerca del Parque Nacional Soberanía. Rodeado de selva, con caminos para poder caminar por la zona. 2 noches. Valoración: ⭐⭐⭐⭐

🏡 Canopy Tower: Una antigua torre militar reconvertida en un alojamiento de ecoturismo, dentro del Parque Nacional Soberanía. Un alojamiento único, para ver una gran variedad de fauna. 2 noches. Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Hostal Lopez el Valle Cabanas: Un pequeño hostal familiar, dentro del pueblo de Valle de Antón. Buena localización y buena relación calidad-precio. 2 noches. Valoración: ⭐⭐⭐

🏡 Hostal Iguana Verde: Uno de los pocos alojamientos del pueblo de Malena. Es un hostal muy sencillo, pero lo más interesante son sus propietarios. Darío y Ana son los creadores y la esencia de la Asociación Conservacionista de Playa Malena. Cada noche desde marzo hasta diciembre salen a patrullar la playa de Malena, para proteger los huevos de las tortugas y después liberar a los recién nacidos. 1 noche. Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Heliconia B&B: Situado a las afueras de Malena, este alojamiento forma parte del proyecto ecoturístico de Loes y Kees, dos biólogos holandeses que en 2006 se trasladaron a Panamá, fascinados por este país. 1 noche. Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Hotel Oasis & Surf Camp: El peor alojamiento de nuestro viaje a Panamá. Está situado frente a la Playa Estero, en Santa Catalina. El problema es que para acceder al alojamiento hay que atravesar un río que, durante la marea alta cubre hasta el cuello. Está muy mal gestionado por parte de los responsables del alojamiento, reservamos 2 noches, pero finalmente pasamos sólo 1. Valoración: ⭐

🏡 Hostal Sunset Catalina: Un sencillo alojamiento bien situado en el centro de Santa Catalina. Gran relación calidad-precio. 1 noche. Valoración: ⭐⭐⭐⭐

🏡 Los Quetzales Lodge: Un conjunto de habitaciones y cabañas situadas en Cerro Punta, tanto en el pueblo como en el interior de la selva. Su proyecto de ecoturismo ligado a la observación de pájaros y de sostenibilidad es muy interesante y positivo. 2 noches en la habitación 4 y 1 noche en la cabaña 9. Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Mount Totumas Lodge: Este alojamiento es un claro ejemplo del impacto positivo que puede tener el turismo sobre el medio ambiente y las comunidades locales. Se encuentra dentro de la reserva privada de Mount Totumas, un territorio que protege la zona buffer del Parque Internacional la Amistad. 2 noches Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Ataraxia: Un alojamiento familiar, fundado por dos belgas, en la Isla de Bastimientos. Buena relación calidad precio. 3 noches. Valoración: ⭐⭐⭐⭐⭐

🏡 Show Pony Beach Resort: Situado a las afueras del pueblo de la costa de Las Lajas. Para llegar hay que conducir unos 3 kilómetros por una pista sin asfaltar. Valoración: ⭐⭐⭐⭐

Día a día del viaje a Panamá

una hermosa puesta de sol y las siluetas de la selva para iniciar el viaje a Panamá

Día 1: Empieza el viaje a Panamá

Después de un largo vuelo desde Barcelona, llegamos por la tarde a Ciudad de Panamá. Como siempre, los trámites para alquilar el coche son más largos de lo que nos gustaría, y finalmente arrancamos cuando el sol ya empieza a ponerse.

Conducimos hasta Gamboa, justo al lado del Parque Nacional Soberanía. Aunque llegamos allí cuando ya es de noche, la humedad y los sonidos nos anuncian que ya estamos muy cerca de la selva.

el manaquí de cabeza roja es uno de los pájaros más bonitos de la Pipeline Road

Día 2: La Pipeline Road (P. N. Soberanía)

De madrugada nos encontramos con el guía que hemos contratado para hoy, Domi Alveo. Con él nos dirigimos a la Pipeline Road , dentro del Parque Nacional Soberanía. Esta ruta ofrece una de las mayores variedades de especias de pájaros de Panamá. En nuestro caso no tenemos demasiada experiencia buscando aves en la selva, por lo que un guía es imprescindible para disfrutar al máximo de la experiencia.

Durante ocho horas observamos una diversidad de pájaros extraordinaria. Vemos tucanes, trogones, un manaquí cabeza roja, y muchas más especias. También nos encontramos con las extraordinarias hormigas guerreras. Al final del trayecto tenemos la suerte de ver a un grupo de monos aulladores y un grupo de monos capuchinos. ¡Por ser la primera excursión no está nada mal!

Después de descansar a un poco, aprovechamos la tarde para conocer el entorno del Gamboa Rainforest Resort. Allí vemos el primer perezoso del viaje a Panamá.

 
detalles de la selva del parque nacional soberanía al inicio del viaje a Panamá

Día 3: El sendero de la Chunga y el Plantation Trail (P. N. Soberanía)

Las mañanas son el mejor momento para ver pájaros y otros animales, así que madrugamos de nuevo. Salimos caminando desde el alojamiento para ir a recorrer el sendero de la Chunga. Este camino recorre la selva hasta llegar al Río Changres, y es excelente para seguir descubriendo la flora y fauna de la zona.

A media mañana cambiamos de zona, y vamos hasta el inicio del Plantation Trail. Este camino del Parque Nacional Soberanía también se considera como uno de los mejores para observar pájaros. No tenemos demasiada suerte, sobre todo porque ya empieza a hacer mucho calor.

Al mediodía, nos dirigimos al Canopy Tower, donde pasaremos las próximas dos noches. Llevábamos días esperando ese momento. Es un sitio espectacular. La panorámica del canopy de la selva es estupenda. Durante la tarde vemos varias especies de colibrí y un grupo de tamarindos de Geoffroy.

un coatín caminando en la pista del Semaphore Hill muy cerca del Canopy Tower

Día 4: El Canopy Tower

Los amaneceres desde el Canopy Tower son un espectáculo inolvidable. Cuando el sol comienza a salir toda la biodiversidad de la selva se activa. Los pájaros comienzan a cantar y a volar, y a lo lejos gritan los monos aulladores.

Además, tenemos la suerte de observar a un animal muy especial: un tamandua (un tipo de oso hormiguero). Desde la habitación le vemos a la perfección mientras se alimenta de un nido de hormigas.

Dedicamos el resto de la mañana a caminar por la pista del Semaphore Hill, también dentro del parque nacional. Y continuamos aluciando. Nos treobem con coatiz, monos capuchinos y nuevas especies de pájaros, como un trogón esmeralda y un motmot rojizo.

Pasamos la tarde observando desde las alturas los árboles más cercanos al Canopy Tower . De nuevo podemos ver tamarindos de Geoffroy, pero también un perezoso y un grupo de monos aulladores.

un perezoso en lo alto de un árbol rodeado de la vegetación de la selva y la niebla

Día 5: Del Canopy Tower al Valle de Antón

La última mañana en Canopy Tower nos regala una escena memorable. Un perezoso está durmiendo en lo alto de una cecropia justo al lado de la torre. Mientras come y la niebla crea una atmósfera única podemos observarlo y fotografiarlo desde muy cerca.

Después de 4 días por la zona del Parque Nacional Soberanía, a media mañana conducimos para llegar a un nuevo destino: el Valle de Antón.

Por la tarde, aprovechamos para realizar algunas excursiones cortas por la zona: el camino de la cascada Chorro Macho y la ruta de los Árboles Cuadrados.

un pequeño pájaro entre la vegetación del Monumento Natural Cerro Gaital en el Valle de Antón

Día 6: Descubriendo el Cerro Gaital

Hoy nos encontramos con un nuevo guía, Josanel Sugasti, que nos acompañará durante una ruta por el Monumento Natural Cerro Gaital. Este área protege una selva nebulosa. Con gran diversidad de flora y fauna.

La frondosidad y humedad de esa selva es increíble. El guía es básico para poder ver e identificar a los pájaros entre la penumbra que hay dentro del bosque. Al final de la ruta, en lo alto del Cerro Gaital se tiene una fantástica panorámica desde el Valle de Antón hasta el Pacífico.

Después de seis horas de ruta nos despedimos del guía. Acabamos el día paseando por el mercado de Valle de Antón y subiendo en coche hasta el Mirador Cerro la Cruz.

puesta de sol en la playa de Malena durante el primer día en el Pacífico del viaje a Panamá

Día 7: Del Valle de Antón hasta la Costa del Pacífico

Para despedirnos del Valle de Antón, hacemos la excursión más típica de este pueblo: la ascensión hasta la India Dormida. Es una montaña de unos 920 metros de altura desde donde se tiene una buena perspectiva del pueblo y las colinas que lo rodean. La ruta es sencilla y está bien indicada. 

A media mañana, cuando terminamos la excursión, iniciamos el trayecto en coche hasta Malena, un pequeño pueblo junto al Pacífico.

Después de disfrutar de una colorida puesta de sol, salimos a patrullar por la playa cuando ya ha oscurecido, para intentar ver tortugas durante el desove. Vamos con Darío, uno de los fundadores de la Asociación Conservacionista de Playa Malena. No tenemos la suerte de ver ninguna tortuga, pero la experiencia es igualmente inolvidable. Conocer de primera mano el trabajo que realizan día a día Darío y Ana, voluntariamente, es una lección del impacto que pueden tener nuestras acciones. Ambos, con la ayuda de otros voluntarios del pueblo, están consiguiendo que la población de tortugas en Malena vaya aumentado poco a poco.

una ballena jorobada saltando frente a la costa de Isla Cébaco

Día 8: Observando ballenas jorobadas y tortugas bobas

De madrugada, cuando todavía está oscuro, caminamos hasta la Playa de Malena. Allí nos espera Darío, preparado para liberar a unos veinte ejemplares de tortugas recién nacidos. Son las primeras tortugas bobas que han nacido durante la temporada. Una vez que las deja junto al agua, las pequeñas tortugas siguen su instinto y se acercan hacia el gran océano. Con la ayuda de alguna ola no tardan demasiado en desaparecer en el agua. Ahora es cuestión de suerte que sobrevivan. No lo tienen nada fácil.

Después de ese inolvidable momento, nos dirigimos hasta el Heliconia B&B. Allí hemos contratado una salida para intentar ver ballenas jorobadas alrededor de Isla Cébaco.

Durante la salida podemos ver dos ballenas jorobadas adultas con sus crías. También un grupo de delfines manchados pasan a nado muy cerca de nosotros. Y antes de volver, nos acercamos a Isla Cébaco para hacer algo de snorkel entre los corales.

Por la noche, volvemos de nuevo a la playa de Malena para ver tortugas. Esta vez vamos con uno de los voluntarios de la asociación, y poco después de empezar a andar ya vemos a la primera tortuga poniendo huevos. Se trata de una tortuga boba. En silencio e iluminados por la luz de la luna contemplamos esta ceremonia mágica.

la playa estero de santa catalina después de una lluvia tropical en agosto

Día 9: De Malena hasta Santa Catalina

Haciendo un viaje a Panamá durante la época de lluvias sabíamos que el tiempo podía ser protagonista de alguno de los días. Y parece que va a ser durante la jornada de hoy.

Desde que nos levantamos está lloviendo, y no para de hacerlo durante las tres horas de trayecto en coche hasta Santa Catalina. Por suerte, hoy es un día en el que no teníamos previsto realizar ninguna actividad especial.

El día se nos complica cuando debemos atravesar un río para llegar al alojamiento en Santa Catalina. Con la tormenta de las últimas horas el nivel ha subido mucho, y se nos complica un poco. Acabamos empapados y decididos a cambiar de hotel para la próxima noche. Por lo menos, disfrutamos de unas buenas vistas de la Playa Estero, una de las más bonitas y salvajes de Santa Catalina.

 
una tortuga marina nadando en el mar pacífico durante el viaje a Panamá

Día 10: El mágico Parque Nacional Coiba

Hoy hacemos una de las actividades imprescindibles en cualquier viaje a Panamá. Vamos al Parque Nacional Coiba, situado a una hora y media de Santa Catalina en lancha, que contratamos con la empresa Dolphin Wathing. Este parque nacional conserva uno de los fondos marinos más importantes de Centroamérica.

Una vez llegamos a la isla hacemos tres largas paradas para hacer snorkel. La primera, en Isla Tortuga , nos deja alucinados. Aparte de los sorprendentes corales y la diversidad de peces, vemos hasta seis tortugas. Algunas son tortugas bobas y otras tortugas carey.

Seguimos el circuito a nado alrededor de Isla Cocos I. Allí vemos más tortugas, nuevas especies de peces y un tiburón de aleta blanca.

Después de una parada para comer, hacemos el último snorkel delante de Isla Ranchería. Aquí es algo más profundo y tenemos la suerte de ver un buen número de tiburones de punta blanca. También vemos dos tortugas y una raya.

un colibrí entre los desenfoques de la vegetación en la provincia de chiriquí de panama

Día 11: Del Pacífico hasta las Tierras Altas de Panamá

Después de tres días en la zona del Pacífico, volvemos de nuevo hacia el interior. El trayecto hasta Cerro Punta, donde pasaremos las próximas tres noches es bastante largo (unas 5 horas), por lo que a medio camino hacemos una parada en el Birding Paradise, en el pueblo de Paraíso. Birding Paradise es un pequeño alojamiento con unos jardines desde donde se pueden ver muchos pájaros.

Desde allí seguimos subiendo hacia las Tierras Altas de Panamá. El entorno es cada vez más verde y podemos ver algún salto de agua.

A primera hora de la tarde llegamos a Cerro Punta. Este pueblo está situado a casi 2000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Después de días de mucho calor, agradecemos el aire fresco de la noche.

los altos árboles y la niebla del parque nacional del volcán baru en panama

Día 12: El Parque Nacional Volcan Barú y el Parque Internacional la Amistad

Iniciamos el día pronto, para ir a conocer el Parque Nacional Volcan Barú. Volvemos a ir acompañados de un guía, Abel Bouche. Es la mejor forma de conocer estos parques nacionales.

Recorremos parte el sendero de Los Quetzales, hasta el Mirador de las Rocas.

Durante este camino se pueden ver muchas especies de pájaros únicos, algunas que en Panamá sólo se encuentran en la región de las Tierras Altas. Entre ellas destaca el quetzal. Este colorido y elegante pájaro se ve sobre todo entre los meses de marzo a mayo.

Por la tarde aprovechamos para ir al centro de visitantes de Las Nubes, a la entrada del Parque Internacional del Amistad. Allí sólo podemos acceder a un camino habilitado de 400 metros de longitud. Un pequeño paseo para admirar la flora de este parque entre Panamá y Costa Rica.

detalles de la vegetación del parque internacional de la amistad

Día 13: Una cabaña en el medio de la selva

Pronto por la mañana, nos trasladamos hacia la Cabaña 9 del Ecolodge los Quetzales. Aprovechando que es temporada baja los precios son mucho más económicos, y no queremos perdernos la experiencia de pasar un día en una de estas cabañas.

La cabaña 9 se encuentra dentro de la reserva privada del Ecolodge los Quetzales, entre el Parque Nacional Volcan Barú y el Parque Internacional la Amistad. Inmersa en la selva, en un bosque primario lleno de vida.

Durante el día hacemos pequeñas excursiones, y sobre todo nos dedicamos a observar pájaros. Por la noche, tenemos la suerte de ver un opósum y una jineta pasando por delante de la cabaña.

 
las nieblas en mount totumas fueron uno de los grandes espectáculos del viaje a Panamá

Día 14: La llegada a Mount Totumas

Para seguir descubriendo las Tierras Altas de Panamá, nos dirigimos hacia la reserva privada de Mount Totumas. Para llegar desde Volcán es necesario un 4×4, por eso debemos contratar el transporte a través del alojamiento de Mount Totumas.

Una vez llegamos allí ya somos conscientes de que nos encontramos en una zona privilegiada. Rodeados de selva y alejados de cualquier pueblo. Desde el lodge salen 9 caminos para descubrir los distintos hábitats de esta reserva.

Aprovechamos la mañana para recorrer el sendero del Puma y el sendero Las Cascadas. Por la tarde, hacemos el camino de Bajareque y el camino del Roble .

un mono araña en mount totumas una reserva privada en las tierras altas de panamá

Día 15: Caminando por Mount Totumas

Después de un bonito amanecer y un buen desayuno, iniciamos la ruta del Big Tree Loop. Es una de las excursiones circulares en Mount Totumas más recomendadas. No es demasiado larga, mide menos de 4 kilómetros, pero es una ruta única porque pasa por el hábitat de algunas especies muy interesantes. Se pueden ver quetzales y campaneros blancos (sobre todo de marzo a mayo) y también monos aulladores y monos araña. Para intentar avistar el mayor número de fauna posible nos acompaña uno de los guías del alojamiento.

Caminamos pausadamente y, gracias al guía, descubrimos una gran verdad de flora y fauna. Y, finalmente, tenemos la suerte de ver a una hembra de quetzal. Uno de los pájaros que más habíamos buscado por las Tierras Altas de Panamá.

Por la tarde, hacemos un nuevo camino. En este caso seguimos el itinerario que llega hasta el Parque Internacional de la Amistad. Durante la ruta podemos ver un grupo numeroso de monos aulladores, y más tarde un grupo de monos araña.

un amanecer tranquilo desde el alojamiento de isla bastimentos

Día 16: De Mount Totumas a Bocas del Toro

Para llegar al archipiélago de Bocas del Toro desde Mount Totumas nos espera un largo trayecto en coche de unas cinco horas. Aunque algún tramo de la carretera no está perfectamente asfaltado, o hay algunos agujeros, no tenemos ningún problema para llegar a Almirante con nuestro coche de alquiler, un Hyundai i10 Grand .

Una vez llegamos a Almirante, dejamos el coche en el Leiza Secure Parking. Justo enfrente está el local de Transporte Valencia, una de las empresas que realizan el trayecto desde Almirante hasta Bocas Town en lancha. Justo cuando llegamos sale una de las embarcaciones, que en 30 minutos nos deja en la capital del archipiélago.

Nuestro alojamiento está en Isla Bastimientos. Para llegar debemos subirnos a una nueva lancha. En este caso contratamos el trayecto con la empresa Boteros de Bastimientos, que en 10 minutos nos llevan delante de nuestro alojamiento.

a cayo zapatilla se encuentra la playa más paradisíaca del viaje a Panamá

Día 17: La naturaleza marítima de Isla Bastimientos

El primer día en Bocas del Toro lo dedicamos a realizar el recorrido más famoso de las islas. Un tour en lancha que nos llevará hasta la paradisíaca isla de Cayo Zapatilla, en el Parque Nacional de Bastimientos.

Desde el alojamiento contratamos este circuito, y a las 10 de la mañana nos viene a buscar Rene con su lancha. Poco después de empezar a navegar vemos un grupo de delfines. También nos acercamos desde el mar a una zona de manglares, desde donde podemos admirar a dos perezosos.

La siguiente parada la hacemos en Cayo Coral. Allí tenemos la oportunidad de entrar en el agua y dedicar un largo rato a observar el fondo marino. La abundancia y variedad de corales es asombrosa.

Una vez subimos a la lancha, nos dirigimos hasta Cayo Zapatilla. Esta pequeña isla de aguas cristalinas es sinónimo de relax y tranquilidad. Después de un rato paseando por su playa, al mediodía ya iniciamos el regreso.

Por la tarde aprovechamos para tomar los kayaks gratuitos del alojamiento, y nos acercamos a la capital de Isla Bastimientos: Old Banks .

 
las casas de salt creek en isla bastimientos

Día 18: Descubriendo Salt Creek

Aprovechando que hace un día espléndido, decidimos ir en lancha hasta el pueblo indígena de Salt Creek. Este pueblo de la comunidad Ngöbe Buglé se encuentra en los terrenos adyacentes de la parte terrestre del Parque Nacional Bastimentos. Por eso es uno de los mejores puntos para conocer la salvaje naturaleza de esta isla.

Para llegar hasta Salt Creek, de nuevo nos viene a buscar Rene con su lancha. Navegamos hasta el sur de la isla, y una vez allí nos adentramos con la barca entre los manglares para llegar a la comunidad. La parte final del trayecto es asombrosa.

Cuando llegamos al pequeño puerto, ya nos espera un hombre del pueblo, que se ofrece a guiarnos durante la ruta. Desde la comunidad de Salt Creek han habilitado diferentes caminos para gestionar los recursos naturales y atraer el turismo. Hay que pagar una tasa por andar por allí, que varía según el camino. Nosotros hacemos el Red Frog Trail, que cuesta 8 dólares por persona .

El camino por donde pasamos es completamente laberíntico. Nos adentramos por la tupida selva, y podemos ver varias ranas flecha roja, tres perezosos y también un pequeño armadillo. Ir acompañados del guía local nos es de mucha ayuda para no acabar perdidos por ahí.

Al mediodía volvemos de nuevo hacia el alojamiento. Y de nuevo aprovechamos la tarde para ir en kayak, y acercarnos hasta Isla Solarte.

estrellas de mar en una de las playas más famosas de bocas del toro

Día 19: Las estrellas de mar de Isla Colón

Antes de abandonar el archipiélago más famoso de Panamá, dedicamos la mañana a conocer la popular Playa Estrella de Isla Colón. Para llegar debemos ir en lancha hasta Bocas Town y allí tomar un bus hasta Boca del Drago. Desde esta playa sólo hay que andar unos quince minutos para llegar a Playa Estrella. Tal y como su nombre indica, esta playa es conocida por sus estrellas de mar. Es importante no tocarlas ni sacarlas del agua .

A media mañana iniciamos la vuelta hacia Bocas Town. Desde allí tomamos de nuevo una de las lanchas de Transporte Valencia, para llegar hasta Almirante, donde dejamos aparcado el coche de alquiler.

Una vez recuperamos el coche, empezamos el largo trayecto de regreso a Ciudad de Panamá. Conducimos hasta el pueblo costero de Las Lajas, donde nos alojamos durante la última noche del viaje a Panamá.

los rascacielos de ciudad de panamá en el último día del viaje a Panamá

Día 20: El final del viaje a Panamá

El último día de ruta lo pasamos en el coche. Conduciendo hasta el Aeropuerto Internacional de Tocumen, donde llegamos al mediodía para tomar el vuelo de regreso a casa.

Hacemos el último tramo del recorrido por la autopista que cruza el centro de la Ciudad de Panamá, y aunque no nos detengamos, tenemos la oportunidad de ver el Canal de Panamá y los grandes edificios de la capital del país.

Nos vamos de Panamá entusiasmados con este país. Y, somos siempre, con ganas de volver a visitarlo para seguir descubriéndolo.

Los destinos TOP de Panamá

Parque Nacional Soberanía

El Parque Nacional Soberanía es una de las mejores zonas de Panamá para ver aves. Este parque tiene una de las selvas tropicales más accesibles del país, dada su proximidad con la capital. Aparte de pájaros, se pueden ver perezosos, monos aulladores y monos capuchinos, entre otros.

Desde Canopy Tower o las torres del Rainforest Discovery Center se tiene una perspectiva única.

Parque Nacional Coiba

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Parque Nacional Coiba es una reserva marina situada en el Golfo de Chiriquí. El parque protege uno de los fondos marinos con mayor biodiversidad del mundo, con especies tan emblemáticas como tiburones ballena, tortugas carey, mantas gigantes o ballenas jorobadas.

Hacer snorkel o submarinismo aquí es una experiencia inolvidable.

Mount Totumas Cloud Forest

Las 160 hectáreas de la reserva privada de Mount Totumas tienen gran importancia para el ecosistema del Parque Internacional de La Amistad. Se encuentra justo en la periferia del parque internacional, por lo que Mount Totumas ofrece el hábitat perfecto para el movimiento de las especies emigrantes y los depredadores de estos bosques de nebulosa.

Es un proyecto de sostenibilidad y ecoturismo que aporta un gran valor al medio ambiente ya la comunidad local.

Playa de Malena

La Playa de Malena, siendo muy poco turística, es uno de los mejores lugares de Panamá para ver el desove de las tortugas marinas. Es una actividad responsable, y con la que se colabora con la organización local que se encarga de proteger a las tortugas desde la puesta hasta que las liberan en el mar.

Isla Cébaco

Panamá es un destino único para ver ballenas jorobadas desde julio a octubre. Se pueden ver desde diferentes puntos del Pacífico, pero Isla Cébaco es una de las zonas con mayor encanto.

Desde Heliconia B&B ofrecen salidas para ver ballenas y hacer snorkel alrededor de los corales de la isla.

Monumento Natural Cerro Gaital

Dentro del Valle de Antón, un pequeño pueblo rodeado de bosques y colinas, el Monumento Natural Cerro Gaital es la zona con mayor biodiversidad. Una selva de nebulosa se extiende a lo largo de la colina y es el hábitat de una gran variedad de pájaros y mamíferos tan impresionantes como el jaguar.

Bocas del Toro

El archipiélago de Bocas del Toro es sinónimo de la cultura caribeña de Panamá. Estas islas tienen infinitos atractivos: selvas tropicales, la posibilidad de conocer comunidades indígenas como los Ngäbe, un fondo marino que alberga un 95% de las especies de corales del caribe y algunas de las playas más paradisíacas del país.

Es un destino perfecto para terminar un viaje a Panamá, y combinar el relax con actividades de naturaleza.

Parque Nacional Volcan Barú

En el territorio del Parque Nacional Volcan Barú, situado en las tierras altas de Panamá, existen hasta cinco ecosistemas diferentes. Gracias a la diversidad de terreno, clima y vegetación que hay entre las áreas montañosas y selvas de este parque nacional.

Es una zona ideal para hacer senderismo (en este parque se encuentra la montaña más alta de Panamá y muchas cascadas) y también para observar especies de pájaros fascinantes, como el quetzal.

Otros lugares interesantes en Panamá

Cuando preparo un viaje, siempre hay sitios que investigo y encuentro interesantes, pero que finalmente no acabamos visitando. En Panamá preferimos conocer en profundidad algunas de las zonas del país, en lugar de visitar muchas.

En esta lista encontrarás otras zonas que, según tus gustos, te puede interesar conocer durante un viaje a Panamá:

El Parque Nacional del Darién es una de las zonas más salvajes del país. De hecho, es el área protegida más extensa de Centroamérica. Es una jungla en estado puro, en la que conviven una gran variedad de ecosistemas. Desde selvas hasta manglares.

Es uno de los mejores territorios para ver aves de Panamá. Y también se pueden ver a otros animales, como los monos araña y, con mucha suerte, tapiros, jaguares o pumas.

Para visitar este Parque Nacional del Darién es imprescindible ir acompañado de un guía.

Las Islas San Blas o Guna Yala es un territorio gobernado por la comunidad indígena Guna. Este archipiélago de 365 islas es uno de los destinos de costa más bonitos de Panamá.

Estas islas de aguas cristalinas conservan un valioso patrimonio natural. Además es un territorio en el que todavía se conservan muchas tradiciones de la comunidad Guna, y donde lo habitual es alojarse en sus cabañas tradicionales. Una experiencia cultural única.

La Isla Escudo de Veraguas es una isla de naturaleza virgen que, aunque forma parte de Bocas del Toro, no suele ser visitada. Se encuentra bastante alejada del archipiélago, lo que ha hecho que haya un gran número de especies endémicas en la isla. Por ejemplo, esta isla es el hábitat del perezoso pigmeo, una especie en peligro de extinción.

Boquete es el principal pueblo de montaña de Panamá. Es uno de los mejores destinos del país para realizar senderismo y deportes de aventura.

Isla Iguana es una isla que se encuentra en la provincia de Los Santos, en el océano Pacífico. Está ubicada bastante cerca del continente: si llega con un trayecto en lancha de sólo 20 minutos desde la Playa Arenal de Pedesí.

Esta isla es famosa por la población de ballenas jorobadas que vienen a criar entre julio y octubre. Además también hay una importante población de iguanas, y otras aves marinas como las fregatas.

Boca Chica es un pequeño pueblo de pescadores desde el que se puede descubrir el Golfo de Chiriquí. El gran atractivo de este golfo son las pequeñas islas que sobresalen entre las aguas del Pacífico.

Es una zona ideal para disfrutar de la playa, y también uno de los mejores destinos de Panamá para hacer snorkel. 

El Parque Nacional Santa Fe, situado en la provincia de Veraguas, es también una zona de selva tropical en la que los paisajes y la naturaleza son los protagonistas. Es un territorio en el que abundan los caminos para ver saltos de agua. Uno de los más famosos es la ruta hasta Alto de Piedra.

Para los viajeros que deciden pasar algunos días en Ciudad de Panamá, el Parque Natural Metropolitoni es un oasis de naturaleza dentro de la ciudad.

En este parque urbano de 230 hectáreas se han podido contabilizar hasta 283 especies de aves y 45 mamíferos.

Organiza tu viaje a Panamá

VUELOS BARATOS

Las mejores ofertas de vuelos a Panamá aquí.

ALOJAMIENTOS

Los mejores precios en alojamientos en Panamá aquí.

COCHES

Las mejores ofertas en coches de alquiler en Panamá aquí.

VIAJA SEGURO

Contrata tu seguro de viaje con un un 5 % de descuento aquí.

ACTIVIDADES

Encuentra las actividades más divertidas y diversas en Panamá aquí.

TARJETAS

La mejor tarjeta para viajar aquí.