• Categoría de la entrada:América / América Central / Panamá
  • Tiempo de lectura:32 minutos de lectura
  • Autor de la entrada:
  • Última modificación de la entrada:septiembre 30, 2023
En este momento estás viendo El Parque Nacional Soberanía: la selva más accesible de Panamá

El Parque Nacional Soberanía es uno de los entornos naturales más accesibles desde la capital del país. A pesar de encontrarse a tan sólo 35 minutos del centro de la ciudad, la selva tropical de este parque nacional es una de las mejores localizaciones del mundo para ver aves. Además, también se pueden ver perezosos y diversas especies de monos.

El Parque Nacional Soberanía se encuentra cerca de la orilla oriental del Canal de Panamá. Y a lo largo de sus 55.000 hectáreas existen varios caminos y zonas excepcionalmente buenas para ver fauna salvaje.

paisaje parque nacional soberanía

trogon entre la vegetación del parque nacional soberanía

Cómo llegar al Parque Nacional Soberanía

Si se dispone de coche, es sencillo llegar hasta el Parque Nacional Soberanía. Desde el centro de Ciudad de Panamá se tarda unos 35 minutos. Y desde el Aeropuerto Internacional de Tocumen son unos 50 minutos.

En caso de no tener coche, una de las opciones más recomendadas es apuntarse a un tour desde Ciudad de Panamá, que ya incluyen el transporte y un guía durante la visita.

También existe la opción de llegar hasta el Parque Nacional Soberanía en taxi o en transporte público. En concreto, hay que tomar un bus desde Ciudad de Panamá hasta el pueblo de Gamboa, que es el más cercano al parque nacional.

perezoso comiendo una hoja dentro del parque nacional soberanía

 

La fauna del Parque Nacional Soberanía

La biodiversidad del Parque Nacional Soberanía es asombrosa. Se han contabilizado 105 especies de mamíferos, 525 especies de pájaros, 79 reptiles y 55 anfibios.

Entre los mamíferos, algunos de los más destacados son los perezosos. Hay dos especies: el perezoso tridáctilo y el perezoso didáctilo. El primero es mucho más abundante en este parque nacional. La mayor parte del tiempo se encuentran en lo alto de los árboles, durmiendo o comiendo hojas.

perezoso en lo alto de un árbol en las alturas de la selva tropical de Panamá

También son bastante abundantes los agutís y los coatíes, que se pueden ver cruzando los caminos del parque nacional. Y con un poco de suerte se puede observar un tamandúa mexicano u oso hormiguero mientras busca alimento entre los troncos de los árboles.

un agutí cerca del gambo rainforest reserva

una tamandua rodeada de la verde vegetación del parque nacional soberanía

Entre las diferentes especies de monos que viven en el Parque Nacional Soberanía, las dos más fácilmente observables son los monos aulladores y monos capuchinos. También existen otras especies destacadas como el tamarino de Geoffroy o el mico nocturno panameño.

un grupo de monos aulladores y una cría en el parque nacional soberanía cerca de Ciudad de Panamá

Las aves son las que se llevan la mayor parte del protagonismo de esta región de Panamá. Hay una gran diversidad de especies, de todos los colores y tamaños. Algunas de las más destacadas son el tucán pico iris, el trogón grande, el saltarín cabecirrojo norteño, el hormiguero ocelado, la cotinga azul o el buco barbón. Esta es la lista completa de aves.

un pájaro con una cresta muy bonito

un pájaro carpintero entre la vegetación frondosa del parque nacional soberanía

¿Cuál es la mejor época del año para visitar el Parque Nacional Soberanía?

La mejor época del año para ver aves en el Parque Nacional Soberanía y disfrutar del mejor clima son los meses de enero, febrero y marzo. Durante esta época no suele llover y las condiciones son muy buenas durante todo el día. Es la temporada alta, lo que hace que haya más visitantes.

De mediados de marzo hasta principios de mayo se produce la migración de bastantes especies. Esto hace que exista la posibilidad de ver una diversidad de pájaros mayor. También es más probable ver aves rapaces, durante su migración hacia el norte.

A partir de junio comienza la época de lluvias. Sobre todo por la tarde son frecuentes las tormentas. Durante estos meses la mayoría de especies ya han terminado la época de reproducción y esto hace que no canten, por lo que puede ser más difícil localizarlos. Sin embargo, en cualquier excursión al Parque Nacional Soberanía se puede seguir viendo una gran diversidad de especies, tanto pájaros como mamíferos. Al ser temporada baja, la tranquilidad está asegurada y los precios de alojamientos y guías suelen ser más económicos.

A partir de septiembre la lluvia comienza a disminuir, y en octubre hay de nuevo un punto álgido en la migración de aves. De nuevo, si se tiene suerte se puede ver el paso de un gran número de aves rapaces volando por encima de la selva de este parque nacional.

una rana parada en la pista de la pipeline road

¿Cuánto cuesta visitar el Parque Nacional Soberanía?

El precio de entrada al Parque Nacional Soberanía es de 7$ para los extranjeros y 4$ para los residentes en Panamá .

Para pagar la entrada es necesario acudir a la oficina administrativa del parque, que se encuentra en Gamboa, en la intersección entre las calles Omar Torrijos y Gaillard.

En caso de hacer una salida al parque con un guía, entonces no es necesario preocuparse por los permisos, ya que por lo general ya están incluidos en el precio. Los precios de una salida de unas 6 horas para ver a la fauna del Parque Nacional Soberanía varían según el número de personas. Para un grupo de tres personas, suele costar entre 80 y 100 euros por persona.

Algunos de los guías más bien valorados de la zona son:

El Parque Nacional Soberanía: dónde ver pájaros, perezosos y  monos

A lo largo de este parque nacional y su entorno, existen diversas zonas y caminos muy famosos por su abundancia de fauna. Es muy recomendable ir acompañado de un guía naturalista. Ver pájaros entre la penumbra de la selva es mucho más complicado de lo que parece, y la experiencia de un guía de la zona puede ser clave para ver e identificar a muchas más especies.

Sobre todo las primeras horas del día, empezando con la salida de sol, es el mejor momento para ver aves y la mayoría de mamíferos. Así que es muy recomendable madrugar y llegar al parque bien temprano.

Las zonas más interesantes a las que ir en el Parque Nacional Soberanía son:

La Pipeline Road

La Pipeline road o ruta del oleoducto es la zona por excelencia para intentar ver la gran diversidad de especies de pájaros y mamíferos que viven en el parque nacional. Este camino fue creado por los soldados de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para poder seguir el recorrido de un oleoducto que estaban construyendo a través del país. Finalmente, este oleoducto no fue utilizado. Pero el camino, que permite adentrarse hasta el corazón del Parque Nacional Soberanía, se ha convertido en una de las zonas más famosas para ver aves del mundo.

La primera parte del camino es una pista ancha, por la que a veces pasan algunos coches. A medida que el sendero avanza, se vuelve más estrecho y hay más vegetación. Esto dificulta la observación de aves pero el ambiente es más auténtico. En esta lista se pueden ver las especias más habituales.

árboles con frutos en la parte central de la pipeline road en el PN Soberanía

Panama Rainforest Discovery Center

Justo al inicio de la Pipeline Road, hay una pequeña reserva privada con diferentes caminos, una torre de observación y un par de balsas. Dentro de esta reserva también se puede ver una gran variedad de pájaros y mamíferos, todos ellos en estado salvaje.

Sobre todo contemplar la salida de sol desde la torre de observación es una de las mejores experiencias para realizar en esta zona.

Al ser una reserva privada, la entrada se paga aparte. El coste es de 30$ si se entra por libre, y de 20$ si se va acompañado de un guía.

Ammo Dump Ponds

Los Ammo Dump Ponds son una pequeña zona de humedales que se encuentra muy cerca del Canal de Panamá. Allí se pueden ver especies de pájaros bastante diferentes a las del interior del Parque Nacional Soberanía, ya que predominan las especies acuáticas.

Algunas de las especies destacadas de esta zona son la garza tigre, la jacana sudamericana o el tucán pico iris.

pájaro de zonas húmedas en la entrada del parque nacional soberanía

El entorno del Gambo Rainforest Resort

Aunque estrictamente no forma parte del parque nacional, el área que rodea al Gamboa Rainforest Resort también es muy buena para andar e intentar ver fauna. Este alojamiento se encuentra junto al Río Chacres.

Una de las mejores rutas para hacer en esta zona es el camino de la Chunga. Este sendero conecta los jardines del resort con el río. Es un itinerario bastante claro, que avanza por un estrecho camino entre la frondosa vegetación de la selva tropical. Aproximadamente, se tarda 1 hora en llegar hasta el río. Después hace falta volver deshaciendo el camino inicial. Si se camina despacio y con atención, se puede ver una gran variedad de pájaros.

Entre la zona de jardines que rodean el área del resorte también es habitual poder ver perezosos.

Si se quiere tener una perspectiva diferente de la selva, también se puede realizar una actividad que consiste en coger un teleférico y subir hasta una torre de observación. Esto permite centrarse en las copas de los árboles, donde son usuales los monos, perezosos y tucanes. Esta actividad tiene una duración de 1 hora y cuesta 40$ por persona.

caminos de la selva cerca del Gamboa Rainforest Resort

una garceta en una pequeña balsa de los alrededores del Gamboa Rainforest Resort

Plantation Road

Junto con la Pipeline Road, esta ruta es una de las mejores del Parque Nacional Soberanía para gozar de la naturaleza de esta selva. Es una pista bastante ancha pero que sólo se puede hacer caminando. Al inicio de la ruta , justo en la base del Semaphore Hill, hay un pequeño parking para aparcar el coche.

El camino tiene una duración de unos 7 kilómetros (sólo la ida) y sigue un río, el Río Chico Masambi. El entorno por el que avanza es realmente bonito.

Sobre todo por la mañana, es un área muy buena para ver mamíferos como los perezosos, monos aullados, monos capuchinos, tamarinos de Geoffroy y coatís.

Las especies de pájaros que pueden verse son similares a las del Pipeline Road.

un insecto parado entre las hojas del Plantation Road dentro del Parque Nacional Soberanía

un trogón parado en una rama dentro de la ruta de la Plantation Road

Semaphore Hill Road

Este camino es una pista asfaltada que sube hasta lo alto de la colina Semaphore. Sólo está permitido circular en coche por esta carretera si se tiene una reserva en el Canopy Tower, un alojamiento que se encuentra en lo alto de la colina. Pero todo el mundo puede ir andando.

Dada que la circulación de vehículos es muy baja, esta carretera de 1,5 kilómetros también es muy buena para intentar vislumbrar la variada biodiversidad de este parque nacional.

un trogón de color amarillo en los árboles que rodean la Semaphore Hill en el parque nacional Soberanía

el parque nacional soberanía es uno de los mejores lugares del mundo para ver una gran diversidad de especias de pájaros

Canopy Tower

El Canopy Tower es un lodge situado en el corazón del Parque Nacional Soberanía. Su posición dentro del parque y la posibilidad de ver la selva desde la torre de observación lo convierten en uno de los mejores puntos por el avistamiento de pájaros y otros animales.

Este alojamiento fue construido en 1965 como una torre militar estadounidense. En 1995, cuando ya no se utilizaba, un aficionado a las aves lo compró y le reconvirtió en lo que es actualmente.

Pasar uno o varios días de noche en el Canopy Tower es una experiencia muy recomendable para cualquier aficionado a la naturaleza. Se trata, además, de un alojamiento muy sostenible y enfocado a las actividades respetuosas con la naturaleza.

la torre del Canopy Tower se ha convertido en un alojamiento sostenible e ideal para gozar de la naturaleza

Isla Barro Colorado

La Isla Barro Colorado es una pequeña isla del Lago Gantún, de sólo 15 kilómetros cuadrados. Esta isla no forma parte del Parque Nacional Soberanía, pero se conserva uno de los ecosistemas más vírgenes de la zona. Concretamente, esta isla es propiedad del Smithsonian Tropical Research Institue. Esto le ha convertido en uno de los bosques tropicales más estudiados del mundo.

A través de la página web oficial de este instituto de investigación se pueden concertar visitas a la isla. Una gran oportunidad para aprender detalladamente sobre uno de los ecosistemas más dinámicos del planeta.

Dónde dormir en el Parque Nacional Soberanía

El Parque Nacional Soberanía tiene mucha naturaleza y rincones por descubrir, así que vale la pena pasar allí unos días. Para estar cerca de esta selva tropical y empezar las rutas pronto por la mañana, que es el mejor momento del día para ver fauna, la mejor opción es alojarse en Gamboa.

Algunos de los alojamientos mejor valorados de la zona son:

  • Gamboa Rainforest Resort: su ubicación es muy buena, en la periferia del parque nacional. Una zona donde se pueden ver perezosos y una gran variedad de aves.
  • Miriam B&B: un B&B en el pueblo de Gamboa con muy buena relación calidad-precio.
  • Ivan’s House: otro B&B en el pueblo de Gamboa.
  • Canopy Tower: sin duda la mejor opción para alojarse en el Parque Nacional Soberanía. Sin embargo, es un alojamiento caro (cuesta unos 315$ por persona durante la temporada alta y 216$ durante la temporada baja, pensión completa)

Nuestra experiencia en el Parque Nacional Soberanía

Empezamos nuestro viaje a Panamá en el Parque Nacional Soberanía . Y guardamos un recuerdo memorable. Allí vimos a los primeros perezosos del viaje, aprendimos a identificar una cincuentena de especies de pájaros y también sufrimos el calor y la humedad de las selvas tropicales.

En concreto pasamos cuatro noches en esta zona, dos en el Gamboa Rainforest Resort y dos en el Canopy Tower.

dentro del Parque Nacional Soberanía también se pueden ver muchos reptiles

La llegada al Parque Nacional Soberanía

Después de un largo vuelo y de hacer todos los trámites para alquilar el coche, empezamos a conducir hacia el Parque Nacional Soberanía cuando el sol empezaba a ponerse.

Una vez salimos de Ciudad de Panamá el tráfico se redujo significativamente. Hicimos los últimos kilómetros por una carretera rodeada de selva. Ya era de noche y la humedad hacía que se empañara el cristal constantemente. Pero llegamos a Gamboa sin problemas, y desde allí ya fuimos al Gamboa Rainforest Resort.

Al día siguiente habíamos quedado con Nando Quiroz para hacer una salida para ver pájaros en el Parque Nacional Soberanía, pero debido al COVID no pudo venir. Por suerte, nos ayudó a encontrar un sustituto, Domi Alveo.

Observando pájaros en la Pipeline Road

A las seis de la mañana ya llegó nuestro guía, Domi Alveo, para recogernos e ir hacia el Parque Nacional Soberanía . Mientras salíamos de la zona del alojamiento ya vimos los primeros pájaros. Era nuestro primer día. Y todo nos parecía fascinante.

Gamboa y los Ammo Dump Ponds

La primera parada la hicimos en un árbol del pueblo de Gamboa, durante los últimos días habían podido ver allí a una pareja de chotacabras (Chordeiles acutipennis). Efectivamente estaban ahí.

un chotacabras en un árbol cerca del pueblo de Gamboa

Seguimos la ruta haciendo una parada en los Ammo Dump Ponds. El sol justo estaba saliendo, y se escuchaba a lo lejos la melodía de la selva. Esta parada nos permitió ver varias especies acuáticas, también vimos dos tucanes y una pareja de turpiales toche.

un pájaro caminando entre los humedales de los Ammo Ponds en la entrada del Parque Nacional Soberanía

ver tucanes en Panamá era una de las cosas que más ilusión nos hacía

La pista hasta la Pipeline Road

Después ya avanzamos hacia la pista que va hasta la Pipeline Road. Es una pista sin asfaltar, y para realizarla en coche es mejor tener un vehículo 4×4 o de tipo SUV.

Fuimos haciendo tramos a pie y otros andando. Mientras oíamos los gritos de los monos aulladores, pudimos ver las primeras colonias de hormigas. Son impresionantes sus «campañas»: todas caminando y llevando hojas hasta su nido, y con las hormigas soldado protegiendo a toda la formación. Los bosques húmedos como el del Parque Nacional Soberanía poseen uno de los ecosistemas más dinámicos del mundo.

Ir acompañados de un guía nos permitió apreciar muchos más detalles de la selva, y poder ver muchos más pájaros. Como un nictibio urutaú muy camuflado en lo alto de un árbol. Mientras lo fotografiábamos, el guía aprovechó para volver a buscar el coche, que había aparcado a unos 800 metros. Y ahí tuvimos el único problema del viaje: cuando volvió tenía el cristal del coche roto. Le habían robado nuestros prismáticos y trípode, que habíamos dejado el coche. Luego nos explicó que en esa pista, al ser bastante cercana al Canal de Panamá, de vez en cuando había algunos robos en los coches por parte de los obreros que trabajan en el canal. Por suerte, nada era de demasiado valor.

un potoo muy camuflado entre las ramas de un abre de la Pipeline Road

dos agutís cruzando la pista que llega hasta la Pipeline Road

Un poco más adelante vimos a un pequeño grupo de monos aulladores. Estaban tranquilamente estirados entre las ramas. Sólo una de las crías estaba muy activa. Y se encargaba de ir despertando a los demás monos.

tres monos aulladores descansando entre los árboles del Parque Nacional Soberanía en Panamá

La Pipeline Road

Una vez llegamos al final de la pista abierta a los vehículos, justo donde se encuentra el Panama Rainforest Discovery Center, empezamos a caminar por la Pipeline Road. Nos adentramos unos cuatro o cinco kilómetros por este camino. Caminábamos muy despacio, atentos a todos los sonidos. Alucinábamos con la capacidad del guía para reconocer a los pájaros a partir de sus cantos, y después localizarlos. Vimos una gran variedad de pájaros, y también un grupo de monos capuchinos.

un trogon de Méssena parado en un árbol en el interior de la Pipeline Road

un precioso pájaro en la parte baja de la selva tropical

un mono capuchino parado en una palmera y comiendo dentro del parque nacional soberanía

De vuelta al coche, localizamos a un grupo de hormigas legionarias. Estas hormigas se caracterizan por ser nómadas, es decir, no construyen ningún nido. Se mueven constantemente y tienen un comportamiento muy agresivo y depredador.

la pista de la Pipelina Road se va volviendo estrecha a medida que se avanza hacia dentro del parque nacional

Sobre las 14:30 llegamos de nuevo al coche. Pero antes de subir al vehículo, nos esperaban dos grandes sorpresas. Pudimos ver un saltarín cabecirrojo y después un trogón grande.

un macho de manaquí cabezirojo parado en una rama

Los alrededores del Gamboa Rainforest Resort

Por la tarde, aprovechamos para andar por los alrededores del alojamiento e intentar ver más animales. La cantidad de especias que habíamos podido ver en un día era sorprendente.

Durante este paseo pudimos ver el primer perezoso del viaje. Estuvimos observándolo mientras parsimoniosamente se iba moviendo, comiendo y rascándose con sus largas uñas. Creo que no hay ningún animal que despierte más simpatía…

un pájaro parado en los prados que rodean el Gamboa Rainforest Resort

un perezoso colgante de un árbol que rodea el Gamboa Rainforest Resort

la silueta de un perezoso en el Parque Nacional Soberanía durante la puesta de sol en agosto

Caminando por el sendero La Chunga

Después de la gran experiencia durante el primer día por el Parque Nacional Soberanía , empezamos la nueva jornada bien temprano, viendo cómo salía el sol detrás del río Chacrés.

Decidimos hacer el camino de La Chunga, que empieza cerca del Gamboa Rainforest Resort. Se notaba que ya no íbamos acompañados de ninguna guía. Y vimos a muchos menos pájaros durante la ruta. Sin embargo, el camino avanzaba por un entorno selvático que nos pareció precioso. Con una vegetación muy abundante.

salida de sol sobre la selva del Río Chacrés

el río Chagrés es uno de los que lleva agua hacia el Canal de Panamá

en el Parque Nacional Soberanía hay árboles con enormes troncos que también necesitan unas grandes raíces

Recorriendo la Plantation Road

La segunda parada del día la hicimos en la Plantation Road. Recorrimos unos 2 kilómetros de esta ruta. Dado que ya era media mañana, y hacía mucho calor y humedad, notamos que había mucha menos actividad. Se escuchaban pocos pájaros. Sin embargo, pudimos ver a un nuevo perezoso.

un perezoso comiendo al inicio de la ruta de la Plantation Road

Llegando al Canopy Tower

Hacia las doce del mediodía ya condujimos hasta el Canopy Tower. Pasamos el resto del día allí. La perspectiva de los árboles desde las distintas plantas de la torre es ideal para intentar ver fauna.

Pudimos ver a un grupo de tamarinos de Geoffroy y también una gran variedad de colibrís.

Por la noche, una sinfonía de pájaros e insectos resonaba en las habitaciones. La mejor melodía para dormir.

la bola que hay en lo alto de la torre del Canopy Tower

un colibrí en el jardín del Canopy Tower situado en el corazón del Parque Nacional Soberanía

un tamarino de geoffroy en el Parque Nacional Soberanía

La salida de sol desde el Canopy Tower

Una de las mejores experiencias de dormir en el Canopy Tower es poder ver el amanecer desde la torre de observación. En el mismo nivel de las copas de los árboles. A medida que sale el sol, la selva comienza a despertarse y los pájaros a entonar sus cantos.

Alrededor de las 6 de la mañana ya estábamos ahí arriba. Esperando poder ver algún tucán, trógono o perezoso. Pero seguramente la lluvia de la noche había alterado a los animales un poco. Todo estaba muy silencioso. Y había una tranquilidad asombrosa.

Unos veinte minutos más tarde llegó la sorpresa de la mañana: un tamandúa mexicano. Estaba trepando por el tronco de una cecropía, buscando hormigas. Cuando las encontró estuvo alimentándose durante un buen rato. Desde la ventana de nuestra habitación teníamos una de las mejores perspectivas.

una tamandua septentrional buscando hormigas en un tronco de una cecropia

Recorriendo el Semaphore Hill

Una vez desayunamos, decidimos pasar el resto de la mañana recorriendo a pie la pista del Semaphore Hill. En Canopy Tower existe la opción de contratar a un guía para realizar estas salidas. Pero en este caso nosotros preferimos ir por libre.

El recorrido fue muy provechoso. Y pudimos ver algunas especies que todavía no habíamos fotografiado. Como un grupo de siete coatís, o una pareja de trogones esmeralda.

una pareja de trogones parados en una rama dentro del parque nacional soberanía

un motmot comiendo pequeños frutos entre los árboles de la colina Semaphore

la pista del Sempahore Hill es muy buena para ver animales durante las primeras horas del día como este coatí

Una nueva tarde en el Canopy Tower

Al mediodía, mientras comíamos, vimos cómo un perezoso salía del lado de un árbol muy cerca de la torre. Desde la ventana del comedor se veía a la perfección. Con su parsimonia habitual fue moviéndose y escalando una cecropía. Buscaba las hojas más tiernas.

Por la tarde, seguimos viendo a este perezoso y de nuevo pudimos fotografiar un nuevo grupo de tamarinos de Geoffroy.

un perezoso de tres dedos parado en una rama cerca del Canopy Tower

una cría de mono dentro del Parque Nacional Soberanía

La última mañana en el Parque Nacional Soberanía

La última mañana en el Parque Nacional Soberanía lo pasamos en el Canopy Tower. Poder ver animales salvajes desde allí nos parecía estupendo.

Cuando subimos de madrugada a lo más alto de la torre vimos que había mucha niebla. Pero esto no nos impedía ver el perezoso que había en lo alto de una cecropía. Estaba durmiendo, hecho una bola.

El ambiente era magnífico. Con la niebla emergiendo de la selva, y el sol empezando a iluminar las nubes. Sólo faltaba que el perezoso se despertara.

Mientras, vimos un mono aullador con su cría, y un grupo de pájaros carpinteros.

Finalmente, el perezoso empezó a moverse. Regalándonos algunos de los momentos más inolvidables de nuestro recorrido por el Parque Nacional Soberanía. Lo pudimos ver a unos dos metros de distancia, mientras comía hojas tranquilamente. Era la escena con la que habíamos soñado cuando decidimos pasar un par de días en el Canopy Tower.

Durante el desayuno, también pudimos ver otro grupo de pájaros carpinteros y un trogón grande. La mejor manera de terminar nuestra estancia en el Canopy Tower.

un perezoso parado en el tronco de una cecropía durante una mañana brumosa en la selva tropical de Panamá

un perezoso de tres dedos escalando poco a poco un árbol del Parque Nacional Soberanía

(Este post corresponde a los cuatro primeros días del viaje a Panamá)

Organiza tu viaje a Panamá

✈️ Las mejores ofertas de vuelos a Panamá aquí.

🏨 Los mejores precios en alojamientos a Panamá aquí.

🚗 Las mejores ofertas en coche de alquiler en Panamá aquí.

🚑 Contrata tu seguro de viaje con un 5 % de descuento aquí.

💳 La mejor tarjeta para pagar (sin comisiones) y sacar dinero en el extranjero aquí.

💵 La mejor forma de hacer transferencias al extranjero aquí.

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.