Muntanyes de Llibertat. Tercera etapa: de Aulus-les-Bains a Bidous

Muntanyes de Llibertat. Tercera etapa: de Aulus-les-Bains a Bidous

Tras la larga segunda etapa de Muntanyes de Llibertat, pasar la noche en la Gîte de Étape Le Presbytère nos permitió recuperar energías. El aire tranquilo del pequeño pueblo de Aulus-les-Bains, rodeado de frondosos bosques y montañas, contribuyó enormemente. Pero no vamos a negar que la deliciosa y abundante cena, junto con el desayuno, fueron claves para que, por la mañana de la tercera etapa de Muntanyes de Llibertat, la expectación y ganas para empezar a caminar de nuevo fueran enormes.

Muntanyes de Llibertat es un trekking de contrastes. De emocionantes caminos pintados entre paisajes muy diversos. Pasar de pedregosos terrenos a bosques con una vegetación resplandeciente, mientras dejamos atrás lagos y cascadas, es habitual en cada una de las etapas. Una variedad de entornos sorprendente y con un claro origen: la meteorología. Una meteorología que, cuando decide apoderarse de los paisajes, es la única protagonista …

bosques durante el trekking de mutanyes de llibertat

Tercera etapa de Muntanyes de Llibertat: De la Gîte d’Êtape Le Presbytère (Aulus-les-Bains) a la  Gîte d’Êtape l’Escolan (Bidous)

Desnivel: +950 m, -940 m ; Distancia: 16,6 km. ; Durada: 6,5 hores

 

Cuando iniciamos la marcha, poco después de las 7:30, ya notamos la gran humedad del ambiente. La niebla se paseaba por los picos de las montañas más altas y, habiendo mirado la previsión del tiempo, sabíamos que probablemente la lluvia no tardaría en llegar. Pero todavía nos quedaban unas horas tranquilas…

paisajes de muntanyes de llibertat en la vertiente francesa

Una vez atravesado el pueblo, tomamos el sendero del GR 10 francés, que seguiríamos durante toda la etapa hasta el pueblo de Bidous. Rápidamente quedamos inmersos en la penumbra del bosque atlántico. Hipnotizados por los verdes de los musgos, los helechos y las hayas. Subimos por un camino cada vez más empinado mientras seguíamos el curso del río, donde se sucedían pequeñas cascadas. Subíamos en silencio. Saboreando la melodía de la naturaleza. Las hojas crujían con el paso de los pájaros y bajo nuestros pasos. Invitándonos a seguir avanzando hasta la Cascada du Fouillet.

bosque atlantico muy verde durante la tercera etapa de muntanyes de llibertat

pequeño refugio de montaña en los pirineos franceses durante la subida

niebla y montañas durante la tercera etapa de muntanyes de llibertat

Después de un ascenso de unos 800 metros, una vez superada la cascada, el camino abandonaba el bosque para adentrarse por los prados alpinos. Desde allí, las vistas se nos abrieron de nuevo. Pero la panorámica duró poco. La niebla nos inundó en un momento y el campo de visión se redujo a pocos metros. Haciendo desaparecer todo el paisaje.

cascada en el bosque atlantico de los pirineos franceses

niebla durante un trekking por los pirineos

senderismo desde aulus les bains en el pirineo frances

Seguimos ascendiendo, aunque menos pronunciadamente, hasta el Collado de Escolts (1.618 metros), el punto más elevado del día. El camino seguía siendo sencillo y fácil de seguir, ya que únicamente teníamos que seguir las marcas del GR 10, que aparecían constantemente. Pero el tiempo se complicó y a la niebla se le unió la lluvia, que amenazaba desde que nos habíamos levantado.

trekking por los pirineos entre un mar de niebla

Sabiendo que el tiempo no mejoraría, nos detuvimos a ponernos los chubasqueros e iniciamos el descenso hasta el pueblo de Bidous. Avanzábamos intuyendo que nos rodeaban preciosos paisajes, pero seguíamos sin ver nada. Siguiendo las marcas del GR, que avanzaba por la cresta, llegamos hasta la estación de esquí de Guzet-Neige, que abandonamos a la derecha para adentrarnos nuevamente en el bosque. Un bosque que, debido a la lluvia, estaba muy embarrado y donde el camino cada vez dibujaba un descenso más inclinado.

paisaje de niebla en la tercera etapa de muntanyes de llibertat

En algunos tramos el trazado de la ruta coincidía con las pistas negras de descenso de bicicletas. La bajada por sí sola ya era considerable, pero unido al fangueo ocasionado por la lluvia, se convirtió en una pista de patinaje. Seguimos avanzando lentamente, asegurándonos con los árboles y, en algún momento de distracción, acabamos de espaldas al suelo. Sin duda el tiempo había complicado la etapa más sencilla del trekking de Muntanyes de Llibertat, haciéndola más emocionante. Y no vamos a negar que fue divertido…

bosque y niebla en los pirineos durante muntanyes de llibertat

Después de unos 400 metros de descenso, abandonamos el tramo más complicado. Siguiendo los carteles del GR que ya indicaban el pueblo de Bidous, el camino se adentraba de nuevo por el bosque. Con las botas completamente empapadas, seguimos caminando un poco más cubiertos gracias a las hojas de los árboles. La lluvia no nos invitaba a detenernos así que preferimos completar la etapa sin largas paradas.

El sendero ya no abandonó el bosque y, aunque en general las bajadas no eran tanto pronunciadas, de vez en cuando había algún tramo donde, debido a la lluvia, era fácil resbalar. Por suerte no había testigos ;). Sólo el ruido de la lluvia alteraba la calma del precioso bosque por donde seguíamos bajando.

Poco antes de las 14:30 llegamos a la Gîte d’Étape l’Escolan, el pueblo de Bidous. Había llegado el momento de quitarnos las mochilas, las botas y de refugiarnos de la lluvia. Un descanso merecido y necesario para afrontar la cuarta y última etapa de Muntanyes de Llibertat. Afuera seguía lloviendo, pero confiábamos en que al día siguiente disfrutaríamos de los paisajes en todo su esplendor …

 

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.