Cómo llegar a las Islas Lofoten. Primeros días del viaje por la Laponia Noruega

Cómo llegar a las Islas Lofoten. Primeros días del viaje por la Laponia Noruega

Día 1, 2 y 3: TromsøOffersoy – Leknes

Situadas por encima del Círculo Polar Ártico, las Islas Lofoten tienen uno de los paisajes más sorprendentes de la Laponia Noruega. Las montañas se elevan verticalmente desde la costa, desembocando al mar de Noruega entre preciosas playas que en invierno se tiñen de blanco. Un paisaje salvaje y muy agreste, que dificultó la construcción de carreteras entre las ocho islas principales del archipiélago: Hinnøya, Austvågøy, Gimsøya, Vestvågøy, Flakstadøy, Moskenesøy, værøy y Røst. Actualmente, por suerte, se pueden visitar las Islas Lofoten siguiendo la majestuosa carretera E-10, la Carretera del Rey, que une las islas con inverosímiles puentes y túneles. El último tramo de esta carretera, terminado en el año 2007, conecta las islas con el continente. Haciendo posible llegar a las Islas Lofoten en coche, sin necesidad de aviones ni barcos.

Sabíamos que conducir por la Laponia Noruega durante el invierno sería tan bonito, que optamos por llegar a las Islas Lofoten en coche desde Tromsø. Un trayecto aparentemente largo, pero que se nos pasó volando …

llegar a las islas lofoten en coche conduciendo por carreteras nevedas

Cómo llegar a las Islas Lofoten: Conduciendo desde Tromso hasta Offersoy

Tras llegar a Tromsø la noche anterior, y después de las primeras experiencias con las gélidas temperaturas del invierno noruego -cuando llegamos a la ciudad estamos a -12 ºC- iniciamos el trayecto en coche desde Tromsø hasta las Islas Lofoten.

Nos despedimos del Tromso Camping, donde hemos pasado la primera noche del viaje, y pocos minutos después ya estamos fuera de la ciudad. Recorremos el litoral del fiordo Balsfjorden con emoción y ganas de parar en cualquier punto de la carretera para disfrutar del magnífico paisaje que nos rodea. Las montañas caen verticalmente sobre el fiordo y crean unos reflejos sorprendentes. Todo está teñido de blanco, y sólo el color de alguna casa roja rompe con la monotonía del blanco.

fiordo en las afueras de la ciudad de tromso para llegar en coche a las islas lofoten

hielo en el fiordo en las afueras de tromso

Conducir por las carreteras noruegas durante el invierno nos impresiona un poco, sobre todo cuando pasamos por tramos completamente blancos. Pero poco a poco vamos cogiendo confianza y descubriendo que las ruedas de contacto de los coches de alquiler son fantásticas. Sin correr más de la cuenta, la sensación de seguridad es sorprendente.

conduciendo sobre la nieve para llegar a las islas lofoten en coche

Durante el primer día de ruta, tenemos previsto conducir desde Tromsø hasta Offersoy, un pueblo costero situado en la isla Hinnøya, justo a la entrada de las Islas Lofoten. En total son unas cinco horas de conducción, entre carreteras blancas, solitarias y paisajes cautivadores.

fiordo nevado en el camino hacia las islas lofoten

Sobre las doce del mediodía llegamos a Bjerkvik, donde comienza la carretera E-10, la carretera que durante los próximos días nos llevará hasta Å, el último pueblo de las Islas Lofoten. En Bjerkvik disfrutamos de unas buenas vistas del fiordo Ofotfjord, poco antes de que las nubes y la niebla lleguen y el día quede completamente tapado.

paisaje nevado de invierno por la laponia noruega en coche

Las últimas horas de conducción las hacemos bajo una nevada importante. Las montañas desaparecen y sólo vemos los metros más cercanos de la carretera. El ártico en estado puro.

puenta para llegar a las islas lofoten en coche

A las cuatro de la tarde llegamos a la pequeña casa, cercana a Offersoy, donde pasaremos la noche. Y aprovechamos la tarde para recorrer las afueras del pueblo de Lødingen, donde de vez en cuando es posible ver alces caminando entre la nieve. Mientras buscamos alces el paisaje es fantasmagórico: desaparece a menudo entre la niebla y el blanco de la nieve. Con tanta nieve, sólo podemos volver al alojamiento y esperar que el día aclare durante la noche.

vistas des del alojamiento cerca de offersoy en las islas lofoten en coche

Fotografiando alces en Offersoy

La luz dorada de las mañanas en el ártico noruego alargan durante varias horas, así que al levantarnos tenemos una vista fascinante del paisaje nevado que rodea la pequeña casa de madera donde hemos dormido, justo en la entrada de las Islas Lofoten. No nos entretenemos demasiado y vamos directamente a Offersoy. Allí nos espera un guía de la oficina de turismo que nos llevará por las zonas más frecuentadas por los alces, los mamíferos más grandes de esta zona de la Laponia Noruega.

como llegar a las islas lofoten en coche en inverno

Poco antes de llegar al pueblo, encontramos un pequeño grupo de renos pastando por la nieve. La mayoría de los renos de las Islas Lofoten son semisalvajes, es decir, pertenecen a algún granjero pero pastan libremente por la zona.

grupo de renos en las islas lofoten

Una vez nos encontramos con el guía, empezamos la búsqueda de los alces con un recorrido circular a pie. Al estar todo nevado, es más fácil localizarlos gracias a las huellas. Pero la nevada reciente ha hecho que desaparecieran todos los rastros. Sólo encontramos alguna huella de conejo. Así que el guía nos invita a subir a su 4×4 para explorar algún otro camino.

Circulamos poco a poco, por una pista completamente blanca, e intentando distinguir la silueta de algún moose – tal y como se conocen los alces en inglés- entre los árboles y arbustos. Es complicado, tienen el mismo color que árboles. Además, son animales muy tímidos con los humanos y suelen esconderse cuando escuchan a los coches. El guía ya nos avisa: las probabilidades de éxito son de un 50%.

alce en las islas lofoten en invierno

Pero estamos de suerte, mucha suerte, y durante el recorrido vemos seis ejemplares diferentes. Son unos animales fascinantes, y verlos a pocos metros del coche rodeados del blanco de la nieve es una postal mágica.

grupo de alces en las islas lofoten cerca de offersoy

alce en un paisaje nevado de las islas lofoten

Antes de partir de Offersoy, nos acercamos a la zona del puerto a disfrutar de las maravillosas vistas. Todo es tranquilidad. Sólo los cuervos y el sonido de las olas rompen el silencio de este pequeño pueblo.

offersoy durante el recorrido para llegar a las islas lofoten en coche

caja solitaria en el puerto de offersoy en invierno en las islas lofoten

Los primeros kilómetros en coche por las Islas Lofoten

A media mañana ya ponemos dirección Svolvær, la capital de las Islas Lofoten. Por mala suerte, poco después de empezar a conducir el día se tapa de nuevo y empieza a nevar. Nieva con muchas ganas y los paisajes desaparecen bajo la niebla. Estamos convencidos de que la carretera circula entre fiordos y montañas impresionantes, como las del Parque Nacional Møysalen, pero nos lo tenemos de imaginar. No se ve nada.

paisaje nevado en las islas lofoten cerca del parque moysalen

Al mediodía ya llegamos a Svolvær, y aprovechamos para pasear un poco por allí (¡por fin ha dejado de nevar!). El puerto de este pueblo es perfecto para ver la gran actividad pesquera de las Lofoten, y también para subirse a algún barco para ver águilas o recorrer los fiordos.

Seguimos conduciendo por la Carretera del Rey, hasta que nos desviamos para ir a la Rorvik Beach. La combinación de la arena fina de la playa, con las montañas nevadas, las nubes y la luz cálida que sobresale en el horizonte nos regala una vista fascinante. Todo es silencio y la quietud del ártico, que nos hipnotiza hasta que el frío nos devuelve a la realidad. ¡Ha comenzado a nevar de nuevo!

rorvika beach durante el recorrido para llegar a las islas lofoten cerca de leknes

rorvika beach nevada en las islas lofoten

Empieza a anochecer, así que volvemos al coche porque todavía tenemos que conducir unos 50 kilómetros (50 minutos) hasta Leknes, donde hemos reservado una cabina en las afueras del pueblo para las próximas dos noches. Los paisajes por donde avanza la carretera impresionan, al igual que el del enorme puente de Gimsøystraumen, que conecta la isla Vestvågøy con la isla Vågan.

Unos 20 minutos antes de llegar a Leknes, hacemos una parada en un punto imprescindible de la Carretera del Rey: el mirador Torvdalshalsen. Es oscuro y hace frío, pero la panorámica del lago Torvdalshalsen nevado y de las montañas de la isla Vestvågøy es majestuosa.

panoramica de Torvdalshalsen en invierno

Durante los últimos kilómetros del día, las nubes se apoderan de nuevo del cielo. Y aunque estaba prevista cierta actividad solar durante la noche, un punto básico para ver las auroras boreales en las Islas Lofoten, las nubes nos privan de la magia de este fenómeno. Durante la noche nos levantamos varias veces, pero el cielo está completamente tapado. Nos tocará esperar algún día más para ver la dama de verde…

(Este post corresponde a los tres primeros días de nuestro viaje a las Islas Lofoten)

Organiza tu viaje a las Islas Lofoten

✈️ Las mejores ofertas de vuelos a Tromsø aquí

🏨 Los mejores precios de alojamientos en las Islas Lofoten aquí

🏡 Regístrate a Airbnb y consigue 25 € de descuento aquí

🚗 Las mejores ofertas para alquilar tu coche en las Islas Lofoten aquí

🚑 Contrata tu seguro de viaje con un 5 % de descuento aquí

📚 Las mejores guías de viaje de las Islas Lofoten aquí

🗺️ Los mejores mapas de las Islas Lofoten aquí

💵 La mejor forma de hacer transferencias al extranjero aquí

💳 Paga con tarjeta sin pagar comisiones aquí

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.