Viaje a las Islas Lofoten: Buscando la aurora boreal en Noruega

Viaje a las Islas Lofoten: Buscando la aurora boreal en Noruega

Cuando decidimos que el objetivo del próximo viaje sería ver la mágica aurora boreal, dirigimos la vista hacia el norte de Europa. Podríamos haber escogida muchos destinos, pero nuestra atención se fue hacia unas islas que sobresalían del perfil de Noruega: las Islas Lofoten. Las montañas de paredes verticales cayendo sobre el mar, teñidas de blanco durante todo el invierno, nos atrajeron desde el primer instante. Sabíamos que ver la aurora boreal en Noruega dependía de muchos factores, pero escogiendo un destino como las Islas Lofoten, donde podríamos hacer una ruta en coche entre miradores de vistas panorámicas, pueblos de pescadores y playas inhóspitas, nos asegurábamos que el viaje sería inolvidable aunque no apareciera la aurora boreal. Ya lo teníamos decidido, comenzaba el viaje a las Islas Lofoten.

playa nevada en el viaje a las islas lofoten en invierno

Las Islas Lofoten son un archipiélago que se encuentra por encima del Círculo Polar Ártico pero que gracias a la Corriente del Golfo disfrutan de un clima mucho más cálido que el de otras regiones situadas en la misma latitud. Situadas en la región de Nordland, al norte de Noruega, estas islas de naturaleza salvaje son conocidas por sus impresionantes paisajes. Unos paisajes a través de los cuales avanza una de las carreteras panorámicas más famosas de Noruega: la ruta del Rey o E10. Esta carretera de 230 kilómetros, que conecta Raftsundet con Å (el último pueblo de las Lofoten), avanza majestuosamente entre las diferentes islas (conectadas por impresionantes puentes) dejando atrás escarpadas montañas, pequeños pueblos de pescadores y playas de aguas cristalinas infinitas. Y se hace complicado no detenerse cada pocos kilómetros. La belleza de las Islas Lofoten es difícilmente asumible.

playas espectaculares durante el viaje a las islas lofoten

Lo que también cuesta de creer es que relativamente cerca de las Islas Lofoten haya otras islas con paisajes igual de hipnóticos. Las Islas Vesterålen y la Isla de Senja son dos regiones del ártico noruego que también nos atrajeron desde el primer momento. Y aunque no tuvimos tiempo de visitar las Islas Vesterålen, sí pudimos destinar un día y medio en la Isla de Senja, tiempo suficiente para hacernos a la idea de su belleza y quedarnos con ganas de volver a visitarlas.

las islas lofoten estan conectadas por impresionantes puentes

Algunos Datos Prácticas del Viaje a las Islas Lofoten

Idioma: El idioma oficial del país es el noruego. Sin embargo, en Noruega todo el mundo habla inglés así que no tendremos problemas para entendernos.

Moneda: La moneda oficial de Noruega (y por tanto de las Islas Lofoten) es la corona Noruega (NOK) Un euro equivale a 9,44 NOK.

Precios: Los precios en las Islas Lofoten, al igual que en el resto de Noruega o el Norte de Europa, son altos comparados con Catalunya o España.

Visado: Los ciudadanos de los países de la Unión Europea no necesitan visado. Únicamente es necesario el DNI o pasaporte.

Diferencia horaria: No hay diferencia horaria.

Seguridad: La seguridad no es un problema en Noruega. Aparece en las listas de los países más seguros del mundo.

Cómo llegar: La mejor manera de llegar a las Islas Lofoten es en avión hasta un aeropuerto cercano y después en coche. Los aeropuertos donde es conveniente volar si viajamos en las Islas Lofoten son:

  • Tromso (Aeropuerto de Tromsø-Langnes). Esta es la opción donde hay más flexibilidad de vuelos y los precios suelen ser más económicos. Los vuelos suelen hacer una escala, el trayecto total dura unas nueve horas, y el precio del vuelo suele rondar los 300 euros. Sin embargo, de los aeropuertos propuestos, este es el más lejano a las Islas Lofoten. Desde Tromso hasta el inicio de las Islas Lofoten hay unos 360 km y 5:30 horas de conducción. Ahora bien, es un trayecto entre preciosos paisajes y que nos puede permitir desviarnos a la Isla de Senja o las Islas Vesteralen.
  • Evenes (Aeropuerto de Harstad / Narvik-Evenes). Esta opción es ligeramente más cara que la anterior, pero los precios también son asequibles. Los vuelos suelen hacer una escala durante los meses de verano y dos escalas durante los meses de invierno. Por ello, la duración del trayecto en verano es de unas siete horas y en invierno es de unas quince horas. Si sólo se quieren visitar las Islas Lofoten, por proximidad y precio este es el mejor aeropuerto. Está situado a 100 km y 1:45 horas del inicio del archipiélago de las Lofoten.
  • Por otra parte, también se pueden considerar dos aeropuertos de pequeñas dimensiones situados en las Islas Lofoten: el aeropuerto de Leknes y el aeropuerto de Svolvaer. Aunque volando a estos aeropuertos nos ahorraremos algunas horas de conducción, los precios son mucho más elevados (entre 600 y 1000 euros) así que no es la opción recomendable.

Cómo moverse: La mejor opción para explorar las Islas Lofoten y otras regiones de Noruega es el coche de alquiler. Así podremos llegar a cualquier lugar y tener más libertad. Poder conducir durante la noche para ir a ver la aurora boreal en algún rincón idílico es un gran privilegio. Los coches de alquiler durante el invierno llevan ruedas preparadas para poder conducir sobre la nieve sin ningún tipo de problema.

Dónde dormir: En las Islas Lofoten hay una buena oferta de alojamientos, pero hay que tener en cuenta que es una región poco habitada y, por tanto, en temporada alta puede haber poca disponibilidad. Al viajar durado los meses más fríos, la disponibilidad no suele ser un problema (nosotros fuimos reservando sobre la marcha y no tuvimos problemas).

En general lo más común es dormir en pequeñas casas de madera (las llamadas cabins), que actualmente se ofrecen en Booking.com y también en Airbnb. También tendremos la posibilidad de dormir en las antiguas casas de pescadores, conocidas como rorbuer, que suelen estar muy bien arregladas y situadas en puntos idílicos junto del mar.

Si viajamos a las Islas Lofoten durante el verano, también podemos considerar acampar en la montaña o en una playa, ya que la acampada libre es legal en Noruega.

Mejor época para viajar: Las Islas Lofoten son impresionantes y un destino ideal durante todo el año. Ahora bien, según lo que busquemos durante el viaje serán preferibles unos meses u otros. Si queremos ver la aurora boreal, hay que viajar entre los meses de septiembre y abril, ya que a partir de mediados de abril ya no se oscurece durante la noche y esto hace imposible ver las auroras. Los meses de septiembre y octubre son preferibles si queremos hacer excursiones ya que posiblemente la nieve aún no se habrá apoderado del paisaje. Sin embargo, planificar un viaje a las Islas Lofoten durante el invierno nos permitirá conocer la magia del ártico: el blanco se apodera de las montañas, las playas y las calles de los pueblos y podremos visitar lugares preciosos sin encontrar prácticamente nadie. En marzo, los días comienzan a alargarse (hay unas doce horas de luz cada día) por lo que es una época perfecta. Durante el verano o los últimos meses de primavera, los lagos se deshielan, y el verde añade color al paisaje. Así que es una época muy buena para adentrarse en las montañas y hacer los famosos trekkings hasta los miradores panorámicos de las Islas Lofoten. Además durante esta época el sol de medianoche ilumina la noche mágicamente. Sin embargo, el verano es la temporada alta por lo que nos podemos encontrar cierta masificación en los puntos más famosos.

Nuestra experiencia: Viaje a las Islas Lofoten y la Isla de Senja en 9 días

Sumario del Viaje a las Islas Lofoten

Fecha del viaje: Del 10 de marzo de 2018 al 18 de marzo de 2018.

Tipo del viaje: Viaje en familia. Viaje por libre.

Transporte hasta el país: Volamos desde Barcelona a Tromso haciendo escala en Londres (al aeropuerto de Galway). A la vuelta, salimos de Tromso y hacemos escala en Oslo. Volamos con Norweigen y los vuelos nos cuestan unos 310 euros por persona.

Transporte interno: Nos movemos por las carreteras nevadas de Noruega con un coche de alquiler (un Opel Meriva) que alquilamos con Sixt en el aeropuerto de Tromso. El alquiler del coche nos cuesta unos 400 euros.

Alojamientos: Algunos de los alojamientos los reservamos desde casa y otros los reservamos sobre la marcha, ya que quisimos improvisar un poco la ruta teniendo en cuenta que el tiempo nos podía condicionar. Las reservas de los alojamientos las hicimos desde Booking.com y Airbnb (si tienes previsto utilizar Airbnb puedes utilizar este DESCUENTO DE 25 €!). Quedamos muy contentos con la mayoría de alojamientos en las Islas Lofoten, que eran cómodos, limpios y económicos. Lista de los alojamientos donde dormimos:

  • Cabin al Tromsø Camping (1 noche. Seguramente el alojamiento más sencillo en el que dormimos. Cómodo porque está cerca del aeropuerto. No hay lavabo en la cabin, sino que hay que utilizar el del camping).
  • Cabin en Offersoy (1 noche. Alquilada con Aribnb. Situada en una zona muy tranquila. Alojamiento muy recomendable y el huésped fue muy agradable).
  • Cabin en Leknes (2 noches. También alquilada con Airbnb. Situada a las afueras de Leknes en una zona con varias casas de alquiler. Sencilla, pero limpia y cómodo. Recomendable.)
  • Tind Rorbuer (2 noches. Alquilada a través de Booking.com. El alojamiento más bonito donde fuimos, pero también el más caro. Su localización es idílica y la decoración de la casa preciosa. Recomendable.)
  • Mefjord Brygge (2 noches. Alquilada a través de Booking.com. Está situada al norte de la península de Senja. Las vistas desde este apartamento del mar también son preciosas. Recomendable

Viaje a las Islas Lofoten y la Isla de Senja: nuestro itinerario

Cuando planificamos el viaje a las Islas Lofoten, sólo teníamos claro que empezaríamos la ruta viajando de Tromso a las Islas Lofoten. Una vez allí, teníamos una noche reservada en Offersøy, al inicio del archipiélago, luego dos noches en la zona de Leknes y dos noches en la zona de Reine. Dado que la extensión de las islas no es muy grande, desde Leknes podríamos visitar la primera mitad de la Ruta del Rey; y desde Reine visitaríamos la segunda parte de la Ruta del Rey.

luces de invierno durante el inicio del viaje a las islas lofoten

No quisimos dejar ligadas más cosas porque el tiempo en el ártico noruego es imprevisible. No sabíamos si la nieve nos obligaría a parar durante algún mañana o alguna tarde. Y tampoco sabíamos si las nubes nos dejarían ver alguna aurora boreal… Por eso dejamos los dos últimos días abiertos. Con la idea de que si ya habíamos visto auroras boreales en las Islas Lofoten y habíamos podido visitar todos los puntos que nos interesaban, pasaríamos los dos últimos días en la Isla de Senja.

calma del artico en invierno en las islas lofoten

La naturaleza del ártico noruego es tan impresionante que desde que empezamos a circular por las carreteras nos sentíamos obligados a detenernos para contemplar e inmortalizar los paisajes. Desde el inicio tuvimos claro que cualquier carretera nos llevaría hasta rincones preciosos. Y así fuimos disfrutando de días fantásticos bajo el frío del las Islas Lofoten en invierno…

Día 1: Vuelo hasta Tromso

Para volar de Barcelona a Tromso, haciendo escala en el aeropuerto de Galway (Londres), tenemos que dedicar prácticamente todo el sábado.

Llegamos a Tromso sobre las seis de la tarde, cuando ya ha oscurecido, con la esperanza de ver la primera aurora boreal. Está demasiado tapado para ver la primera aurora boreal en Noruega, pero sí que empezamos a notar que las temperaturas son bastante bajas

Día 2: Desde Tromso hasta Offersøy

Día de carretera. Conducimos unas seis horas desde Tromso hasta Offersøy, no nos desviamos demasiado de la carretera principal, pero los paisajes son tan bonitos que cualquier punto es bueno para contemplarlos.

playas llenas de nieve en el norte de noruega

Día 3: Observando los tímidos alces

Offersøy es famoso por tener una de las poblaciones de alces (moose con inglés) más grandes de las Islas Lofoten. Por ello, durante la mañana contratamos un safari en 4×4 para ir a buscar esos animales tan bonitos y tímidos. ¡Tenemos la suerte de ver seis alces!

Durante la tarde, conducimos hasta Leknes bajo una tormenta de nieve importante que no nos deja ver absolutamente nada.

grupo de alces en las islas lofoten

Día 4: Las playas más bonitas de las Islas Lofoten

El tiempo cambia completamente y el día se levanta sin casi ninguna nube. Dedicamos las primeras horas de la mañana a visitar algunas de las playas más bonitas de la zona: Uttakleiv Beach, Hauckland Beach, Vik Beach y la Unstad Beach.


Al mediodía vamos a Svolvær para subirnos a una lancha en busca de pigargos de cola blanca (whitetailed eagle).
Volvemos a Leknes haciendo una parada en Henningvaer, un precioso pueblo de pescadores.

preciosa playa al amanecer en las islas lofoten

aguila vista durante el viaje a las islas lofoten

Día 5: Las postales de Hamnoy y Reine

Seguimos recorriendo la Ruta del Rey en dirección Å, el último pueblo de la isla.

Nos detenemos para contemplar nuevas playas preciosas, donde las montañas caen sobre el mar, como la Storsandns Beach y la Myrland Beach.

Tras dejar atrás más playas y pueblos donde vemos las famosas catedrales de bacalao, por la tarde llegamos a uno de los pueblos más famosos de las Islas Lofoten: Hamnøy. Las vistas hablan por sí solas…

Pocos kilómetros después llegamos al mirador de Reine. Una de las vistas más bonitas del viaje a las Islas Lofoten.

Y para redondear el día, por la noche finalmente vemos auroras. ¡Impresionante!

vista panoramica de Reine de las mas famosas de las islas lofoten

salida del sol en hamnoy

Día 6: El final de la Ruta del Rey

El tiempo sigue siendo muy bueno, y empezamos un nuevo día viendo la salida del sol en Hamnøy.

Después nos dirigimos hasta el final de la Ruta del Rey o E10: el pueblo de Å. Paseamos solitariamente por las calles nevadas de este pequeño pueblo de pescadores.

Después deshacemos la carretera hasta la Ytresand Beach. Los colores del cielo, las montañas nevadas y el blanco que se apodera de todo el entorno nos muestran un paisaje típicamente ártico.

A media noche, nos levantamos para ver las últimas auroras boreales del viaje.

aurora boreal en noruega durante el viaje a las islas lofoten

Día 7: De las Islas Lofoten a la Isla de Senja

Dado que hemos tenido bastante buen tiempo y que aún se espera un último día sin nieve. Decidimos despedirnos de las Islas Lofoten y hacer una larga tirada en coche, unas ocho horas, hasta el norte de la Isla de Senja. Sobre el papel puede parecer muy pesado, pero conducir por las Islas Lofoten y por las demás regiones del ártico noruego es fascinante.

Llegamos a la Isla de Senja justo cuando el sol se empieza esconder, y cuando contemplamos la vista panorámica desde el mirador Bergsbotn estamos convencidos de que la decisión ha valido la pena. Nos quedamos sin palabras. Acabamos el día aprovechando las últimas luces en la Tungeneset Beach.

mirador panoramica en la isla de senja

Día 8: La salvaje Isla de Senja

Nos levantamos con un pronóstico de tiempo muy malo, sabiendo que al mediodía debe comenzar una fuerte tormenta de nieve. Por eso cancelamos nuestra intención inicial de hacer una excursión con raquetas de nieve por el Anderdalen National Park.


Aprovechamos las primeras horas para pasear por la costa de la Isla de Senja siguiendo la ruta escénica que recorrer el litoral de la isla. Contemplamos un paisaje completamente ártico, donde sólo las negras siluetas de los árboles destacan entre tanto blanco. Y seguimos alucinando…
Pasamos la tarde descansando en el apartamento, viendo desde la ventana como la tormenta de nieve nos va restando visibilidad
.

playa en la isla de senja

Día 9: Abandonamos las Islas Lofoten bajo una tormenta de nieve

La nieve sigue cayendo con mucha fuerza. Y aunque teníamos intención de recorrer la última parte de la ruta escenica de Senja hasta Husoy, tenemos que cambiar de planes. Hay momentos en que nos es imposible conducir porque sólo vemos blanco.

Tranquilamente abandonamos la Isla de Senja, y nos dirigimos hacia Tromso. El punto y final del viaje a las Islas Lofoten y la Isla de Senja.

paisaje blanco y nevado en el final de viaje a las islas lofoten y la isla de senja

La aurora boreal en Noruega: Consejos para ver las luces del norte

Las auroras boreales fueron grandes protagonistas del viaje a las Islas Lofoten y la Isla de Senja. Organizamos la ruta con el objetivo de poder ver las mágicas luces del norte y tuvimos la suerte de cumplir este sueño.

Antes de partir, investigamos un poco sobre las auroras boreales. No queríamos dejar escapar ninguna posibilidad de verlas.

ver la aurora boreal en noruega y las islas lofoten es cuestion de suerte

Hay auténticos expertos sobre el tema de ver auroras boreales en Noruega. Pero si tienes previsto viajar a Noruega para verlas, aquí os dejamos algunos consejos:

  • Para ver auroras boreales en Noruega lo mejor es situarse por sobre el círculo polar ártico. Las auroras boreales empiezan cerca del círculo polar, por eso es más fácil verlas en zonas cercanas al polo. La actividad geomagnética se mide con el índice Kp, que va de 0 a 9. 0 indica la menor actividad y 9 la mayor. En la Noruega Ártica, dentro de la cual están las Islas Lofoten, se pueden ver auroras boreales con valores de KP1 y Kp2 (según la zona) si el cielo está destapado.
  • Para poder prever si habrá auroras boreales, y saber si vale la pena mantenerse despierto hasta medianoche, lo mejor es consultar la actividad solar. Hay muchas páginas especializadas en la predicción de auroras boreales. Esta es una de las más completas. Sin embargo, lo mejor es tener una aplicación en el móvil, donde poder consultar las predicciones para las próximas horas y poder programar avisos cuando las probabilidades de ver auroras boreales sean altas. La aplicación Aurora es la más recomendable.
  • Para ver las auroras boreales en el ártico, lo mejor es viajar entre septiembre y abril. La actividad geomagnética se mantiene durante todo el año, pero fuera de estos meses el sol no se pone durante todo el día. Y cuando no hay oscuridad absoluta es mucho más complicado poder observar las mágicas luces del norte.
  • En general para ver las auroras boreales hay que mirar hacia el norte. Por ello, hay que buscar localizaciones donde el norte esté lo más abierto posible. Sin embargo, si la actividad geomagnética es alta, las auroras pueden aparecer en cualquier punto del cielo. En estos casos el espectáculo está asegurado…
  • Consultar el calendario lunar también ayuda a poder disfrutar de las auroras boreales con más intensidad. Cuando hay luna nueva, la noche es mucho más oscura y las auroras brillan con una intensidad mucho más fuerte.
  • Alejarse de puntos con contaminación lumínica también ayudará a ver las mágicas luces del norte con más facilidad e intensidad.
  • ¡Abrigarse! Recuerda que durante los meses en que es más fácil ver auroras boreales en Noruega las temperaturas suelen ser negativas. Así que ir bien abrigado te ayudará a disfrutar mucho más de las auroras boreales.

Y recuerda que si tienes la mala suerte de no ver ninguna aurora boreal en Noruega, haciendo un viaje a las Islas Lofoten o en la Isla de Senja el viaje valdrá igualmente la pena.  Los paisajes del ártico noruego parecen de otro planeta …

El vídeo del viaje a las Islas Lofoten y la Isla de Senja

Nada mejor para hacerse una idea de cómo fue nuestro viaje, que mirando su video resumen que hemos preparado. 3 minutos de paisajes nevados y mucha tranquilidad…

 

¿Quieres hacer un viaje a las Islas Lofoten?

Apartamentos en las Islas Lofoten (Noruega) conAirbnb (APROVECHA ESTE DESCUENTO DE 25 € CON AIRBNB): https://goo.gl/ktErXZ

Deja un comentario

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.