Qué ver en el Anillo de Kerry: La mejor ruta panorámica de Irlanda

Qué ver en el Anillo de Kerry: La mejor ruta panorámica de Irlanda

Día 2: Recorriendo el Anillo de Kerry en Coche

El Anillo de Kerry es una de las rutas en coche más famosas de Irlanda. A lo largo de sus 170 kilómetros de recorrido circular, comenzando y terminando en el pueblo de Killarney , esta ruta pasa entre los paisajes y pueblos más fascinantes de la península Iveragh . Cada pocos kilómetros hay un mirador, playa o pueblo que se merece una parada. Parece difícil de creer que pueda haber tantos rincones fascinantes en tan poco espacio.

Pero lo mejor del Anillo de Kerry es su recorrido. Conducir, poco a poco y por la izquierda, entre los paisajes de Irlanda más auténtica es una delicia . Prados verdes que rodean a casas solitarias. Pequeños grupos de ovejas pastando tranquilamente. Y, en el horizonte, el azul esmeralda del océano. Esto es lo que hace especial esta ruta que tanto nos fascinó durante el viaje a Irlanda .

¿Cuántos días son necesarios para recorrer el Anillo de Kerry?

Nosotros hicimos toda la ruta del Anillo de Kerry enun único día. Y la conclusión fue clara: es mucho mejor dedicar dos días . Hay muchísimas zonas interesantes para conocer con calma y, con un solo día, es prácticamente imposible hacerlo.

Qué ver en el Anillo de Kerry  o el Ring of Kerry

El Anillo de Kerry es famoso por sus playas vírgenes, sus acantilados, sus montañas y vistas panorámicas, sus castillos … Desde el inicio de la ruta en Killarney hay una infinidad de puntos interesantes.

El Parque Nacional Killarney

El Parque Nacional Killarney marca el inicio del Anillo de Kerry y es uno de los puntos imprescindibles del recorrido. Este parque nacional esconde montañas, lagos, cascadas y castillos llenos de magia. La ruta del Anillo de Kerry cruza por dentro del parque nacional, y su recorrido es ideal para irlo descubriendo:

El Castillo de Ross, la Mukross House y la Mukross Abbey

Dentro del Parque Nacional Killarney, a orillas del Lago Leane (Lough Leane) hay tres edificios históricos excepcionales: el Castillo de Ross , la Mukross House y la Mukross Abbey . Visitarlos es hacer un viaje en el tiempo en un entorno maravilloso.

La Cascada de Torc y la Montaña de Torc

A medida que la carretera se aleja del pueblo de Killarney, se adentra por un paisaje más salvaje , donde no es difícil ver ciervos. Entre estos bosques se esconde la pintoresca Cascada de Torc . El salto de agua, 18 metros de una caída elegante, es una de las maravillas naturales que hay que ver en el Anillo de Kerry .

Desde la cascada, comienza el camino de ascensión a la Montaña de Torc . Desde allí se tiene una hermosa panorámica de los lagos del Parque Nacional Killarney.

El Mirador Lady’s View

Después de pasar por el lado del Upper Lake , la carretera empieza a subir hasta llegar al mirador de Lady s View . Este mirador, que impresionó a la reina Victoria durante su visita a Irlanda en 1861, es uno de los puntos más fotografiados y fotogénicos de Irlanda.

Sneem

Cuando la carretera del Anillo de Kerry se aleja de las montañas y lagos, llegan los primeros pueblos. Pequeñas localidades llenas de encanto donde vale la pena detenerse. Como el pequeño pueblo de Sneem . Las coloridas casas del centro de la población son su distintivo principal.

Derrynane Beach

Después de unos 15 kilómetros desde Sneem la carretera avanza por el lado del Océano Atlántico. Unas vistas maravillosas. Y en la punta sur del Anillo de Kerry destaca la playa Derrynane . Una larga playa de arena fina, rodeada de pequeñas dunas.

Desde la playa, se puede contemplar en la lejanía la fortificación de piedra de Caherdaniel , una construcción muy bien preservada que data del año 600 dC

Waterville

Mientras el espíritu marítimo inunda el recorrido, y después de unas grandes vistas panorámicas, se llega a uno de los puntos imprescindibles que se pueden ver en el Anillo de Kerry : el pueblo de Waterville . Charles Chaplin se enamoró de este pequeño pueblo de costa, y fue uno de los responsables de la buena fama de esta región de Irlanda.

El paseo marítimo de Waterville es ideal para sentir la calma del océano. Una calma muy presente a lo largo de todo el Anillo de Kerry .

El Anillo de Skellig

Dentro del famoso Anillo de Kerry , hay una desviación imprescindible para los amantes de los paisajes: el Anillo de Skellig . Este trazado, de unos 35 kilómetros entre estrechas carreteras secundarias, llega a algunas de las zonas con más encanto de la Península Iveragh .

La Bahía de Ballinskelligs

La Bahía de Ballinskelligs , o simplemente Ballinskelligs, es una de las pocas áreas de Kerry donde todavía se habla irlandés. Esta bahía es conocida por sus preciosas playas, y por su proximidad a las islas Skellig .

La pequeña de las islas Skellig, la Little Skellig, está cerrada al público y alberga una de las poblaciones más grandes de alcatraces de Irlanda. La mayor isla, la Great Skellig o Skellig Michael, se puede visitar a pie. Para llegar a estas islas, hay tours en barco desde el puerto de Portmagee.

Cerca del pueblo marinero de Ballinskelligs, hay algunas de las playas con más renombre de la zona: la Reenroe Beach , la St Finian Bay Beach y la Ladies Beach . También están las ruinas de uno de los castillos más bonitos de Irlanda: el Ballinskelligs Castle o el McCarth Mór Castle. Desde el castillo, que sirvió de protección frente los piratas a los habitantes de la bahía durante siglos, las vistas de la costa son formidables.

Los Kerry Cliffs Portmageee

Siguiendo el trazado del Anillo de Skellig se llega a los acantilados de Kerry Cliffs Portmagee . Desde estos acantilados, que se encuentran a sólo 3 kilómetros del pueblo de Portmagee, es fácil sentirse minúsculo ante estas paredes verticales de más de 30 metros de altura. La panorámica de las Islas Skellig, animada por el vuelo de una gran variedad de pájaros, es de las más bonitas del Anillo de Kerry.

El terreno de los Kerry Cliffs Portmagee es privado, y para poderlos visitar hay que pagar una entrada de 4 euros por vehículo.

Portmagee

El pueblo de Portmagee también es uno de esos pueblos de tradición marítima donde vale la pena detenerse. Su pequeño puerto y las pintorescas casas unifamiliares de colores son los principales atractivos del pueblo.

La Isla de Valentia

Desde Portmagee se puede ampliar aún más el recorrido del Anillo de Kerry yendo hasta la Isla de Valentia , conectada mediante un puente. Una isla de paisaje salvaje y acantilados que caen al mar.

La Geokaun Mountain y los Fogh Cliffs, el faro del Cromwell ‘s Point, los tetrapods footprins (unas huellas de dinosaurio de hace más de 365 millones de años) y los helados de la granja Valentia Ice Cream Parlour and Farmhouse Dairy son los puntos más destacados de esta isla solitaria.

Cahersiveen

Pocos kilómetros después de recuperar la carretera del Anillo de Kerry , se llega al pueblo de Cahirciveen . Esta pequeña localidad de poco más de 1000 habitantes, tiene un pequeño centro histórico encantador. El edificio más emblemático es la iglesia Daniel O’Connell.

Ballycarbery Castle

Muy cerca de Cahersiveen, el Castillo de Ballycarbery es uno de los imprescindibles que ver en el Anillo de Kerry . No es un castillo en un estado impecable, ya que realmente son los escombros de la construcción donde vivió la familia McCarthy durante el siglo XV. Fue el castillo más grande que se construyó en la península Iveragh.

Rossbeigh Beach

La playa de Rossbeigh es una larga playa de arena fina por donde es una delicia pasear. Cuando la marea se retira, la extensión de tierra es enorme. Es una buena localización donde disfrutar de una preciosa puesta de sol en el Anillo de Kerry .

Gap of Dunloe

Al final del Anillo de Kerry , hay una última maravilla: el Gap of Dunloe . Es un estrecho paso de montaña que separa la cordillera de Macgillycuddy s Reeks de la cordillera del Purple Mountain Group. Aunque se puede llegar en coche, la carretera es muy estrecha y encontrarse con coches en sentido contrario suele ser muy problemático. Por eso, lo mejor es llegar en bicicleta o caminando.

Una vez se llega al paso de montaña, el entorno es idílico. Uno de los más bonitos de la zona .

El Anillo de Kerry en 1 Día: Nuestro Recorrido

El segundo día del viaje a Irlanda , en el que recorrimos todo el Anillo de Kerry, fue el más cansado del viaje. Acabamos la ruta con la conclusión clara que lo mejor es dividir este recorrido en dos días. Pero el cansancio no nos privó de disfrutar al máximo de los preciosos paisajes de este road trip . Irlanda en estado puro.

Iniciamos el día pronto, conduciendo las dos horas que separan Clonmel del Parque Nacional Killarney . Al llegar al parque, comenzaba nuestra ruta por el Anillo de Kerry .

Decidimos saltarnos la visita a los monumentos típicos de Killarney: el Castillo de Ross, la Mukross House y la Mukross Abbey (podríamos visitarlos al día siguiente). Así que empezamos la visita con la excursión hasta la cascada y la montaña de Torc . Una ruta lineal de unos 10 kilómetros entre la ida y la vuelta. Una excursión sencilla, muy bien señalizada y con unas vistas panorámicas excelentes del Muckross Lake y el Lough Leane desde la cima de la montaña.

Al terminar la excursión, seguimos de nuevo conduciendo por la carretera del Anillo de Kerry . Cada pocos kilómetros había pequeños parkings donde dejar el coche. Y no dudamos en parar para disfrutar del solitario lago Upper Lough .

Y para despedirnos del Parque Nacional Killarney no dudamos en bajar del coche en el mirador del Lady’s View . Un punto imperdible del Anillo de Kerry .

A medida que avanzábamos, nos íbamos acostumbrando a conducir por la izquierda entre carreteras estrechas. Dejamos atrás el pueblo de Steem , donde también hicimos un paseo por el centro, y luego ya nos dirigimos a la Derrynane Beach . Completamente solos, aprovechamos la tranquilidad de la playa para pasear un poco entre el sonido de las olas.

Cuando llegamos a Watervill ya vimos que se nos echaría el tiempo encima. Todavía nos quedaba gran parte del Anillo de Kerry… Así que no tuvimos demasiado tiempo de visitar este hermoso pueblo donde veraneaba Charles Chaplin.

Preferimos dedicar la mayor parte del tiempo a conducir tranquilamente por el Anillo de Skellig . La parte más escénica de la ruta. Llena de vistas panorámicas sobre los campos verdes con el océano de fondo, donde sobresalían las islas Skellig . Nos acercamos a la playa de Belliskellings , con el Castillo de Belliskellings de protagonista principal. Y después de hacer una visita fugaz a la bahía de St. Finian’s , llegamos a los acantilados Kerry Cliffs Portmagee . Eran los primeros acantilados del viaje a Irlanda , y nos quedamos alucinando. La luz de la tarde, el vuelo de los pájaros, el sonido del mar chocando contra las rocas

La atmósfera era preciosa.

De nuevo el reloj nos hizo volver a la realidad, eran las siete de la tarde y nos quedaban todavía la mitad de los kilómetros. Tuvimos que descartar visitar la hermosa Isla de Valentia , así que nos dirigimos directamente al castillo de Ballycarbery. Sólo se puede ver desde el exterior, así que la visita es bastante rápida.

La última parte del Anillo de Kerry tiene menos lugares conocidos donde parar. Pero el paisaje nos atrapaba constantemente. Llegamos a la playa Rossbeigh cuando el cielo comenzaba a coger tonalidades rojizas, antes de que acabara el día. Estábamos en el lugar ideal para disfrutar de la puesta de sol (aunque las nubes no nos dejaran ver el horizonte…).

Hicimos los últimos kilómetros de la ruta hasta Killarney de noche, asimilando todo lo que se puede ver en el Anillo de Kerry . Una maravilla de Irlanda. Y después de perdernos un buen rato, terminamos llegando al alojamiento prácticamente a las once de la noche. La conclusión era clara: ¡se necesitan dos días para disfrutar del Anillo de Kerry !

(Este post corresponde al segundo día del viaje a Irlanda )

Deja un comentario

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.