Qué ver en Polonnaruwa: guía de la ciudad antigua

Qué ver en Polonnaruwa: guía de la ciudad antigua

Día 6: Parque Nacional  Kaudulla – Polonnaruwa – Kandy

La ciudad antigua de Polonnaruwa es uno de los imprescindibles de un viaje a Sri Lanka. Fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1982, y forma parte del Triángulo Cultural del país.

Visitar Polonnaruwa es realizar un viaje en el tiempo. Poder andar entre monumentos que hablan de la historia de Sri Lanka: desde alguno de los templos más sagrados por el budismo en el país; como edificios civiles de gran importancia cultural, que recuerdan a los siglos en los que Polonnaruwa fue la capital de la antigua Ceilán.

¿Cómo llegar a Polonnaruwa?

La antigua ciudad de Polonnaruwa está situada en la parte centro-norte de Sri Lanka. Por lo general lo más habitual es visitar esta ciudad viniendo de Anuradhapura, Sigiriya o Dambulla. Desde estos puntos se puede llegar fácilmente a Polonnaruwa en coche con conductor, en tuk-tuk o también en bus. Los tiempos de trayecto y coste (en coche con conductor) son los siguientes:

  • Anuradhapura a Polonnaruwa. Tiempo: 2 horas y 15 minutos. Coste: 7.500 LKR.
  • Dambulla a Polonnaruwa: Tiempo: 1 hora y 25 minutos. Coste: 4.200 LKR.
  • Sigiriya a Polonnaruwa: 1 hora y 10 minutos. Coste: 3.800 LKR.

Los costes anteriores son una estimación. Recuerda que es importante acordar un precio antes de subir a cualquier vehículo y que en Sri Lanka se puede regatear.

¿Cómo visitar Polonnaruwa?

Una vez se llega a la ciudad antigua, se pueden visitar todos los templos y restos de edificios por libre. Sin embargo, las distancias son bastante grandes, así que no es demasiado recomendable moverse andando. Una buena opción para ir por libre es visitar Polonnaruwa en bicicleta de alquiler. Justo en la entrada al recinto, hay diferentes negocios que alquilan bicicletas. El precio suele variar entre 350 y 550 LKR al día.

La otra opción es recorrer los diferentes puntos que ver en Polonnaruwa en coche o tuk-tuk. Sobre todo si se llega a la ciudad antigua con un conductor (coche o tuk-tuk), se puede acordar el transporte durante la visita. También existe la opción de contratar a alguno de los conductores de tuk-tuk que hay por la zona, únicamente para realizar los desplazamientos por Polonnaruwa.

Horario y precios de Polonnaruwa

El precio de la entrada para visitar la ciudad antigua de Polonnaruwa es de 25 dólares.

Las entradas se compran en el Museo Arqueológico de la ciudad, abierto de 7:00 a 18:00.

Es importante conservar las entradas durante toda la visita, ya que a menudo existen controles para revisar que todos los visitantes hayan pagado.

Consejos para visitar Polonnaruwa

La visita a Polonnaruwa es una de las más interesantes de Sri Lanka. Para disfrutar al máximo de esta ciudad antigua y de sus templos y monumentos, es recomendable seguir estos tres consejos:

– Llevar calcetines: para acercarse a algunos de los templos y esculturas sagradas de la ciudad es necesario descalzarse, en señal de respeto. Por eso vale la pena llevar calcetines. El suelo en las horas centrales del día suele estar muy caliente.

– Llevar ropa larga o un pañuelo: al visitar monumentos sagrados por el budismo es necesario taparse el cuerpo. Por eso es necesario llevar ropa larga o utilizar un pañuelo para taparse los hombros o las piernas.

– Llevar agua y crema solar: la visita a la ciudad de Polonnaruwa suele durar entre medio día y un día entero. Hay muy pocas sombras, por lo que llevar crema solar y agua es imprescindible.

Qué ver en Polonnaruwa: Templos, edificios y budas

Visitar la ciudad antigua de Polonnaruwa permite descubrir en primera persona parte de la historia de Sri Lanka. Los templos, dagobas y estatuas de Buda son testigo de la tradición budista que se expandió por el país durante el siglo III aC desde la colina de Mihintale. Por otra parte, los restos de edificios, entre los que destaca el Palacio Real, son la mejor muestra del pasado glorioso de esta ciudad.

La lista de sitios que ver en Polonnaruwa se puede dividir en 4 zonas:

– El Palacio Real

– El Cuadrángulo Sagrado

– Gal Vihara

– Las Viharas o dagobas de Polonnaruwa

💡 Tarjetas para viajar sin comisiones

Para no pagar comisiones y tener siempre el mejor tipo de cambio, te recomiendo que uses la tarjeta Vivid y la tarjeta Revolut. Son las que yo uso en mis viajes. Te supondrán un gran ahorro en tu viaje a Sri Lanka. El proceso de alta es online, rápido y gratuito.

Si quieres saber más puedes leer este post sobre las mejores tarjetas para viajar.

 

El Palacio Real

El Palacio Real es el primer monumento que se encuentra después de entrar en la ciudad antigua de Polonnaruwa. Este edificio se construyó durante el reinado del rey Parakramabahu I (1153-1186).

El Palacio Real llegó a medir más de 10 metros de altura y a tener una cincuentena de habitaciones. Actualmente, sólo quedan algunas de sus paredes de ladrillos rojizos.

Cerca del Palacio Real también se puede ver el Audience Hall. Es uno de los edificios mejor conservados del conjunto de obras de la época del rey. Los elefantes cortados en piedra en las paredes son uno de los símbolos de este edificio.

Antes de abandonar la zona del Palacio Real también vale la pena ver la antigua piscina del Palacio Real.

Cuadrángulo Sagrado, un imprescindible que ver en Polonnaruwa

El Cuadrángulo de Polonnaruwa hace referencia al centro de la antigua ciudad. Allí estaban los templos más importantes, y se guardó durante años la reliquia del Diente de Buda .

Ahora sólo quedan algunas partes de estos edificios históricos, construidos del siglo XI al siglo XIII.

Dentro del Cuadrángulo Sagrado, los edificios más destacados son el Vatadage, el Lata Mandapaya, el Hatadage, el Atadage y el Thuparama Gedige.

Vatadage

Este edificio es uno de los símbolos de Polonnaruwa. Tiene una forma circular de 18 metros de diámetro. Y durante siglos albergó el sagrada Diente de Buda. Las paredes exteriores del Vatadage están cortadas con figuras de leones y loto, una de las muestras de decoración más bonitas. En el interior en la actualidad sólo quedan algunas esculturas de Buda.

Este edificio todavía conserva sus cuatro entradas. En cada una de ellas las piedras lunares muestran el ciclo de la vida según el budismo.

Lata Mandapaya

El Lata Mandapaya se trata de una construcción de varias columnas distribuidas con forma de la flor del loto de la India. En el centro hay una pequeña dagoba o stupa.

Hatadage

El edificio del Hatadage, construido por el rey Nissanka Malla, también fue uno de los más importantes de Polonnaruwa. En su interior se escondió el Diente de Buda antes de que fuera definitivamente trasladado a la ciudad de Kandy.

Desde el Hatadage a mano derecha hay un libro de piedra (Gal Pota) de 9 x 1,5 metros, que se trasladó desde la colina de Mihintale. Se han conservado muchos “libros” en bloques de piedra, pero éste probablemente es el mayor de todos.

Atadage

El edificio del Atadage, del que actualmente sólo quedan las columnas y alguna escultura, fue construido durante el reinado de Vijayabahu, el primero de los monarcas de la etapa en que Polonnaruwa era la capital de Sri Lanka. Es muy probable que el Atadage sea el edificio más antiguo del Cuadrángulo .

Thuparama Gedige

En el extremo sur del Cuadrángulo, el templo budista Tuhparama Gedige es el edificio más importante. Aunque no es demasiado grande, su estado de conservación es excelente: su techo está intacto. Se puede acceder a su interior.

Gal Vihara

Gal Vihara es un grupo de cuatro Budas en perfecto estado, cortados a partir de una inmensa losa de granito. Es uno de los puntos más bonitos que se pueden ver en Polonnaruwa.

Tres de estas esculturas de Buda se consideran las obras escultóricas más sublimes del arte budista cingalés. Los escultores de estas obras lograron una delicadeza artística que no se había logrado hasta el momento.

Empezando por la izquierda, la primera escultura que se encuentra es la de Samadhi Buddha, un Buda de cuatro metros de altura sentado en posición de meditación. Su rostro transmite concentración y serenidad.

La siguiente figura es de la Vijjadhara Guha (Cueva de los espíritus del conocimiento). También es una figura de Buda sentado, pero en ese caso la obra es más pequeña y sencilla. Mide un metro y medio de altura. Esta escultura descansa en una caverna artificial. Bajo sus pies suele tener muchas flores frescas, aportadas por los peregrinos que la veneran.

La tercera estatua, de siete metros, es la de Buda de pie y de brazos cruzados. Esta posición tiene dos interpretaciones: por unos representa a Buda en el momento de la segunda iluminación; pero también se puede interpretar como la figura de su discípulo Ananda consternado por la muerte de su maestro (que está tumbado en la escultura de al lado).

Por último, la obra que genera más fascinación es la de Buda tumbado sobre una flor de loto . Catorce metros de escultura que representan el parnirvana, el último Nirvana de Buda antes de su muerte. Sus facciones son de máxima relajación.

Durante la visita es básico mostrar el máximo respeto por estas esculturas, tan importantes para el budismo en Sri Lanka. Por eso hay que evitar tomar fotos dando la espalda a las representaciones de Buda.

Las Vijaras o Dagobas de Polonnaruwa

Una parte imprescindible de los monumentos que ver en Polonnaruwa son sus viharas. Vihara (o Vehera) es el nombre que tienen las dágobas o pagodas en esta zona.

En concreto, las viharas más destacadas de Polonnaruwa son: Pabalu Vihara, Rankot Vihara, Kiri Vihara y Potgut Vihara.

Pabalu Vihara

La Pabalu Vihara es una dagoba construida durante el reinado del rey Parakramabahu I. Es la tercera mayor dagoba de Polonnaruwa y se conserva en un estado bastante favorable.

Cerca de esta construcción se encuentra el edificio Shiva Devalaya (o Shiva Devale No.2 ). Es el edificio más antiguo de Polonnaruwa. Se construyó durante el período de la dinastía del sur-indio Chola (en el año 1070) cuando los indios se establecieron la ciudad. Éste es uno de los pocos templos hindúes en el recinto. Debido a que fue un edificio construido completamente de piedra se encuentra prácticamente en las mismas condiciones que cuando se construyó.

Rankot Vihara

La dagoba Rankot Vihara es la mayor de Polonnaruwa con sus 54 metros de altura. Es la cuarta dagoba más grande de Sri Lanka. Se construyó en la época del rey Nissanka Malla (1187-1119).

Entre las ruinas y los templos se encuentran algunos árboles y restos de la jungla que años atrás tapó toda la ciudad de Polonnaruwa: cuando los arqueólogos descubrieron la Ciudad Antigua estaba completamente recubierta de árboles.

Kiri Vihara

La dagoba Kiri Vihara (que significa leche blanca) fue construida en honor a la Reina de Polonnaruwa. Cuando los arqueólogos llegaron a la zona y talaron la vegetación que la recubría, descubrieron que el color blanco del yeso original se conservaba en perfecto estado después de 700 años.

Esta es la dagoba no restaurada mejor conservada de Polonnaruwa.

Muy cerca de aquí, también se puede visitar el templo Lankatilaka. Este templo fue construido para albergar la estatua de un Buda. Actualmente sólo quedan sus muros de 17 metros y la estatua de Buda, que ha quedado decapitada.

Qué ver en Polonnaruwa: nuestro itinerario y experiencia

El sexto día del viaje a Sri Lanka lo empezamos con un emocionante safari para ver elefantes en el Parque Nacional Kaudulla. Después de terminar el safari y de volver al alojamiento para desayunar, nos vino a buscar el conductor. Con él visitaríamos Polonnaruwa y después nos llevaría hasta Kandy. El conductor lo reservamos durante la noche a través del alojamiento, y acordamos un precio de 13.000 LKR (y 500 LKR adicionales como propina).

Visitando la Ciudad Antigua de Polonnaruwa

A media mañana, a pocos kilómetros al sur de Polonnaruwa, hicimos una parada en el lago Parakrama Samudra para visitar un antiguo monasterio: Potgul Vihara. Lo más famoso de los restos de este monasterio es una estatua construida hace más de 1.000 años, que se cree que representa al Rey Parakramabahu I.

Llegamos a la antigua ciudad de Polonnaruwa a las once del mediodía. Después de acercarnos al museo arqueológico para comprar las entradas (25$ por persona), iniciamos el recorrido por los puntos más famosos. Al ir con un conductor, las distancias más grandes las recorrimos en coche .

Éstas fueron nuestras paradas:

  1. El Palacio Real, el Audience Hall y las Piscinas Reales ( Royal Pond ).
  2. El Cuadrángle Sagrado: Vatadage, el Lata Mandapaya, el Hatadage, el Atadage y el Thuparama Gedige.
  3. Las dágobas Pabalu Vihara y la Rankot Vihara.
  4. Las estatuas de Buda de Gal Vihara.
  5. La dágoba Kiri Vihara y el Templa Lankatilaka

Acabamos de visitar la ciudad antigua en torno a las tres de la tarde. Pasear entre dagobas sagradas -descalzos, y con la melodía de fondo de las oraciones budistas de los monjes y monjas- fue una de las experiencias más emocionantes del viaje a Sri Lanka. Anuradhapura y Polonnaruwa desprenden una energía única.

De Polonnaruwa a Kandy en coche

El resto de la tarde la pasamos en el coche, haciendo el trayecto desde Polonnaruwa hasta Kandy. Aunque no son muchos kilómetros, el recorrido duró más de 3 horas. Sobre todo porque el tráfico empeoraba cada vez más, a medida que nos acercábamos a la ciudad de Kandy.

A las siete de la tarde, finalmente llegamos al alojamiento: el Galaxy City Hotel. Después de haber madrugado para ver elefantes en Kaudulla, nos merecíamos descansar un poco…

(Este post corresponde al sexto día de nuestro viaje a Sri Lanka  durante agosto de 2017)

Organiza tu viaje a Sri Lanka

✈️ Las mejores ofertas de vuelos a Sri Lanka aquí

🏨 Los mejores precios de alojamientos en Sri Lanka aquí

🏡 Regístrate a Airbnb y consigue 25 € de descuento aquí

🚑 Contrata tu seguro de viaje con un 5 % de descuento aquí

💳 La mejor tarjeta para pagar (sin comisiones) y sacar dinero en el extranjero aquí

💵 La mejor forma de hacer transferencias al extranjero aquí

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.