Qué ver en la Bretaña Francesa: 10 razones para visitar esta región

Qué ver en la Bretaña Francesa: 10 razones para visitar esta región

Durante el viaje a Francia en bicicleta que hice durante julio de 2016, pasé doce días pedaleando por la Bretaña Francesa. Unos 800 kilómetros que me llevaron desde el interior de esta región francesa hasta la costa del norte. No tuve la oportunidad de visitar la preciosa ciudad de Rennes, ni pude contemplar las famosas puestas de sol desde Ponte du Raz, entre otras cosas. Pero tuve suficiente para quedar seducido por la Bretaña Francesa. Y para descubrir 10 razones para visitar (y volver a visitar) esta magnífica región de Francia.

10 razones para visitar la Bretaña Francesa

1. Por el Canal de Nantes a Brest

Los 360 kilómetros de canal que unen las ciudades de Nantes y Brest a través del interior de la Bretaña, nos acercan a la Bretaña más rural. Pasear por el lado del canal, a pie o en bicicleta, o navegar durante unos días, nos permitirá descubrir la magia de esta ruta impulsada por Napoleón. Donde la calma, la pausa y la naturaleza se han apoderado de todo

malestroit visto des del canal de nantes a brest

Siguiendo el transcurso del canal llegaremos a pueblos medievales llenos de encanto. Las callejuelas de adoquines, las pequeñas y antiguas casas, las iglesias románicas y los castillos medievales nos transportarán en el tiempo mientras visitamos algunos de los pueblos más cercanos al canal como Malestroit, Josellin, Pontivy o Carhaix Plouguer.

el monesterio de redon

castillo de josellin

Además, sin tener que alejarnos demasiado del canal, la oferta y variedad de alojamientos es muy alta. Encontramos desde sencillos campings o gîtes de etape hasta preciosas chambres d’hotels, a menudo casas nobiliarias llenas de encanto.

Recomanaciones para conocer el Canal de Nantes a Brest

Si tenemos tiempo y ganas de vivir la esencia del Canal de Nantes a Brest, lo mejor es recorrerlo completamente:

  • Muchísimas agencias permiten alquilar barcos con los que se puede navegar tranquilamente por el canal. Superando las famosas y curiosas esclusas y parando a los diferentes pueblos encantadores. Haga clic aquí para más información.
  • La otra opción es recorrer el canal en bicicleta. Prácticamente todo el camino paralelo al canal se puede recorre en bicicleta: concretamente desde la esclusa número 2, en el pueblo de Quiheix, hasta la esclusa 237, en Puerto Launay. Para no tener que llevar las bicicletas de casa, una buena opción es alquilarlas.

Ahora bien, en caso de ir más limitados de tiempo, lo mejor es dedicar un día a descubrir los pueblos de Malestroit, Josellin y Pontivy y dedicar un rato a pasear tranquilamente por el canal.

esclusa cerca de malestroit llena de flores

2. Por la deliciosa gastronomía

La gastronomía bretona es motivo suficiente para visitar esta zona… Desde exquisitos platos salados hasta deliciosos dulces. Combinando a la perfección sus productos de la tierra (patatas, cebollas de Roscoff, alcachofas, harina sarracena…) con las reliquias del mar (mejillones, ostras y una gran variedad de peces).

galette bretona en el puerto de roscoff

Claramente, no podemos marcharnos de la Bretaña Francesa sin haber probado las deliciosas y auténticas galettes y crêpes. Pero la oferta de platos es mucho más variada y hay muchos que no podemos dejar de probar.

galeta bretona en el puerto

Los platos imprescindibles de la cocina bretona

  • A cualquier pueblo o ciudad de la Bretaña Francesa podremos encontrar una buena crepería. El lugar perfecto para saborear las galettes bretonas y las crêpes.
  • Las ostras de Cancale. No hay nada mejor que comprar las ostras frescas en el mercado, justo al lado del mar, y saborearlas allí mismo.
  • Cualquiera de los infinitos dulces que podemos encontrar en las pastelerías. Las galletas bretones, el faro bretón o el tradicional Kouign-Amann son sólo algunos de los deliciosos postres que podremos degustar en esta región Francesa.

un plato con las famosas ostras de cancale en la bretaña francesa

 3.Por los pueblos medievales del interior de la Bretaña Francesa

Recorriendo el interior de la Bretaña Francesa encontraremos pueblos donde parece que el tiempo se haya detenido hace siglos. Pasear por algunos de estos pequeños municipios, por las calles estrechas que conducen a casas del siglo XIV o XV, es hacer un viaje al pasado. Tesoros históricos y arquitectónicos que se esconden por todo el territorio bretón y que, en cualquier viaje por esta región francesa, debemos descubrir lentamente.

calle medieval en la bretaña francesa

Algunos de los pueblos medievales más destacadas de la Bretaña Francesa

  • Pontivy. El castillo medieval de los Rohan, las casas medievales del casco antiguo y las fachadas neoclásicas de la época napoleónica crean un contraste impresionante.

el castillo de pontivy

callejuelas del pueblo medieval pontivy en la bretaña francesa

  • Vitré. Caminando por sus calles adoquinadas descubriremos la iglesia de Notre Dame y el famoso castillo de Vitré, con su icónico puente levadizo.
  • Locronan. Paseando por el centro antiguo de este pueblo es fácil entender por qué a menudo forma parte de de las listas de los pueblos más bellos de Francia. Un pueblo tradicional y muy auténtico.
  • Rochefort-en-Terre. Pasear por las callejuelas de este pueblo también es descubrir antiguas casas de granito del siglo XVI. Pero  además, Rochefort-en-Terre tiene un encanto especial gracias a las infinitas flores que engalanan todos los rincones del pueblo.

4. Por los faros de la Bretaña Francesa

En algunos tramos de la costa de la Bretaña Francesa, se encuentran algunos de los mares más peligrosos de Europa. Las fuertes tormentas, corrientes y olas, junto con los islotes, puntas rocosas y acantilados han sido durante mucho tiempo trampas mortales para los barcos. Por este motivo, la escarpada costa bretona está repleta de faros. De los 150 faros que hay en Francia, ¡82 están en la Bretaña!

un faro solitario en la costa de la bretaña francesa

Contemplar desde la proximidad de alguno de los inhóspitos faros de la costa como la oscuridad inunda el litoral bretón es la mejor manera de finalizar un completo día por la Bretaña Francesa.

Sintiendo las olas rompientes y la magia de los guardianes del mar …

faro en al azul del ocaso en la brataña francesa

Los faros más famosos de la Bretaña Francesa

  • El Faro del Cabo Fréhel

el faro del cabo frehel en la costa de la bretaña francesa

  • El Faro de Pontusval

el faro de pontusval en la bretaña francesa

  • El Faro de Stiff
  • El Faro de Saint Mathieu
  • El Faro de Ploumanach

el faro de ploumanach en la costa de granito rosa de la bretaña francesa

  • El Faro de la Vieille

Si te interesan los faros tanto como a mí, no te pierdas este artículo sobre La Ruta de los Faros de Bretaña

5. Por les panorámicas infinitas de la costa

Conducir, caminar o pedalear por el litoral de la Bretaña Francesa es hipnotizante. Las subidas y bajadas se suceden y, después de cada pequeño ascenso, nuevas panorámicas de paisajes renovados aparecerán ante nuestra. Los escarpados acantilados, las extensas playas, los faros perdidos entre el océano y el movimiento de algún velero solitario nos regalarán postales inolvidables.

panoramica de la costa de la bretaña francesa

Las panorámicas más destacadas de la costa bretona

  • El Cabo Fréhel (Sí, aparte de haber un faro precioso, las vistas de los acantilados también se merecen una visita).

panoramica de los acantilados del cabo frehel

  • El Cabo Erquy

puesta de sol en el cabo erquy en la bretaña francesa

  • Cualquiera de los numerosos miradores que hay en las carreteras que bordean el litoral.

vista panoramica de la costa de la bretaña francesa

6. Por la Costa de Granito Rosa

Cuando todos los elementos de la naturaleza se conjugan a la perfección, se crean lugares tan especiales como la Costa de Granito Rosa. Unas esculturas de piedra esculpidas por el mar y el viento. De formas hipnóticas y de colores rosados sorprendentes.

velero en la costa de granito rosa

costa de granito rosa en la bretaña francesa

Lo mejor para descubrir estas formaciones rocosas de granito rosa, que se encuentran entre Trestraou y Saint-Guirec, es caminar por el sendero de los aduaneros, que recorre todo el litoral de la Bretaña. Paseando tranquilamente por este sencillo camino, descubriremos rocas que parecen animales o personas. Y si esperamos hasta el atardecer, las anaranjadas luces del final del día pintarán uno de los paisajes más bonitos de la Bretaña Francesa.

atardecer en la costa de granito rosa

7. Por la marea y el olor a mar de la Bretaña Francesa

Las mareas, las transformadoras de los paisajes, son un motivo más para visitar la Bretaña Francesa. Encontrar puertos sin agua, observar cómo cambia la forma de las playas y oler todo lo que el mar abandona cuando se retira …

marea retirada en la bretaña francesa

Las mareas impresionan y hacen que la costa bretona sea aún más atractiva.

playa con la marea en la bretaña francesa

8.Por sus ciudades más emblemáticas: Rennes y Saint- Malo

La Bretaña Francesa tiene paisajes impresionantes, unos pueblos encantadores, una exquisita gastronómica, pero también tiene ciudades que valen mucho la pena. Ciudades emblemáticas, llenas de vida, y con rincones donde la tranquilidad que se respira por todo el territorio bretón se sigue viniendo.

calles estrechas del centro de sain malo

La ciudad por excelencia de la Bretaña Francesa es su capital: Rennes. Una ciudad muy dinámica y con una gran oferta cultural. Pasear por su casco antiguo, lleno de terrazas y cafés, permite observar una gran variedad de casas medievales y algunos de los edificios más famosos como el Palacio del Parlamento. Una ciudad con mucho que ofrecer

El otro gran emblema dentro del territorio bretón es la sorprendente ciudad de Saint-Malo. Una ciudad amurallada asentada frente al mar, donde el paso del tiempo parece haberse detenido. Pasear por las murallas ofrece unas vistas increíbles de Le Fort Nacional, donde se puede llegar caminando cuando baja la marea. Caminar entre los callejones del Intramuros (la parte de la ciudad construida dentro de las murallas) es la manera ideal para seguir descubriendo esta preciosa ciudad.

playa y paseo maritimo de saint malo en la bretaña francesa

saint malo y su fuerte en la playa

9. Por el Mont Saint Michel

Aunque estrictamente el Mont Saint Michel forma parte de Normandía, no podía excluir esta maravilla de esta lista. Sin lugar a dudas, todo viaje a la Bretaña Francesa debe incluir una visita al Mont Saint Michel, que se encuentra justo en la frontera entre Bretaña y Normandía.

vista del mont saint michel desde los campos

El Mont Saint Michel y su abadía forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1979. La paz, la magia y la antigüedad rodean este monumento francés tan fascinante. Uno de los rincones más bellos de Francia y que, conjugado con las luces mágicas del final del día, regala los viajeros espectáculos visuales difícilmente olvidables.

mont saint michel al atardecer

luces magicas sobre el mont saint michel

10. Por las puestas de sol en la costa bretona

Las puestas de sol a lo largo de la costa de la Bretaña Francesa son uno de los momentos más mágicos de cada día. Cualquier punto es ideal para contemplar como la costa se tiñe con las anaranjadas tonalidades de las últimas luces de la jornada …

puesta de sol sobre la costa de la bretaña francesa

faro de rocoff y la puesta de sol en la bretña francesa

Deja una respuesta

Responsable de los datos: Arnau Duran Gonzàlez. Finalidad de los datos: responder a tu comentario. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatarios: el servidor donde está alojada la página web (raiolanetworks.es). Derechos: en cualquier momento limitar, recuperar y borrar información, así como acceder a todos tus datos de los que disponemos.